Política

22 Nov 2012
Política | Por: Andrés Duque

Elecciones 2014: Volviendo a los principios básicos

En mi última columna, El Salvador en el Siglo XXI, analizaba la importancia que el país tenga una planificación para afrontar el fenómeno de globalización. Con la comparativa de El Salvador con una empresa que forma parte del mercado mundial, tenemos que buscar la posición en la que queremos que esté nuestro país en los próximos años. Sin embargo, para afrontar este reto, es necesario que el capitán del barco tenga la capacidad para emprender este difícil proyecto. La pregunta es: ¿qué tenemos que buscar en nuestro próximo presidente?

Para responder esta pregunta, consideremos que El Salvador es una empresa cuyos dueños somos todos los salvadoreños, y que tenemos que depositar nuestra confianza en una sola persona para dirigir nuestra empresa. Esta persona tendrá en sus manos el futuro económico y social de todos los que formamos parte de nuestro país. La estabilidad y  la imagen que proyectemos para posibles socios e inversores estará ligada al trabajo de nuestro director ejecutivo. Es por esto que nuestra elección tiene que ser estudiada a fondo ya que nuestro futuro está en juego.

Observando el desempeño de los últimos dos presidentes, Tony Saca y Mauricio Funes, podemos sacar conclusiones devastadores sobre nuestras elecciones. Hemos elegido el director ejecutivo con mejor imagen, pero que únicamente nos decía lo que queríamos oír en el momento adecuado. Al realizar una investigación exhaustiva del estado de nuestra empresa luego del período de estos dirigentes, podemos ver no solo grietas en las bases sino auténticos agujeros económicos, políticos y sociales. Nuestra elección fue, por lo tanto, superficial y sin ningún criterio específico.

Luego de entonar este mea culpa, es momento de pensar en las características que buscamos en el futuro presidente. Personalmente, creo que tiene que ser una persona alejada del populismo y enfocada hacia al trabajo. No pido un intelectual que sepa que tiene que hacer en cada una de las áreas de mejora en nuestro país, sino una persona inteligente que consciente de sus capacidades y limitaciones reúna un grupo capaz que lo rodee y con el que pueda trabajar.

Por otro lado, aunque parezca una obviedad decirlo, creo que la integridad es la principal característica que tenemos que buscar en los candidatos. Se dice fácil, pero la realidad de nuestro historial de elecciones nos muestra que nos hemos equivocado ampliamente en este criterio. Cuando falta la integridad, todas las cualidades de un presidente quedan automáticamente en un segundo plano por la sencilla razón de que éstas no van a ser utilizadas para el bien de El Salvador sino para el beneficio personal del interesado.

¿De qué sirve que el presidente tenga la mejor imagen y un lenguaje impecable, si estas cualidades son utilizadas para el engaño? ¿De qué sirve que nuestro presidente tenga una inteligencia admirable si el objetivo de ésta es encontrar la forma de enriquecerse sin que nos demos cuenta?

Hemos llegado al punto de tener que elegir el próximo presidente pensando únicamente en que trabaje para el país en lugar de aprovecharse de éste. Por muy deprimente que parezca, esta es nuestra realidad. Dicen que a veces es necesario dar dos pasos para atrás para luego seguir adelante. Los dos pasos ya los hemos dado, es hora de elegir bien de una vez.

  • sergiovin

    Felicidades por este artículo. La educación sexual es también una etapa obligada en la lucha contra la desigualdad de genero y otro tipo de discriminaciones!

    • Gracias, Sergio! Estoy de acuerdo contigo, la equidad de genero es un tema importantisimo, sobre todo en nuestras sociedades latinoamericanas, en donde falta mucho por recorrer pero los esfuerzos ya son visibles… El cambio de mentalidades es un proceso lento pero apostarle a una educacion integral es la clave para acelerarlo!

  • maxcor

    me parece que la vision de los jovenes es necesaria en el desarrollo del debate. Mas precisamente la de los estudiantes quienes tienen la perspectiva tanto como el interes sobre este sujeto. Creo que no debemos demonizar la utilidad de la educacion sexual.

    • Gracias por tu participacion. Efectivamente, los que tenemos acceso a informacion completa y explicita, debemos contribuir para que otros jovenes puedan a acceder a ella con mas facilidad y que, progresivamente, la educacion sexual se convierta en un consenso.

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata