Política

4 Nov 2015
Política | Por: Abner Alvarenga

El Salvador ¿un país sin rumbo?

En un país sin rumbo la única marcha política e ideológica que debe ser cantada, y al finalizar alzar cualquiera de nuestros puños, es ¡la patria siempre es primero!

Durante los últimos años El Salvador ha sido un país en retroceso, estancado económicamente, con bajos índices de desarrollo, aunados los pésimos resultados en materia de educación, especialmente en la PAES y la admisión de la Universidad de El Salvador.

Mi pregunta beligerante que estoy seguro es compartida por miles de salvadoreños es si El Salvador es un país sin rumbo. Si le preguntáramos al gobierno quizá diría que la política del “Buen Vivir” que lanza sábado con sábado el presidente Sánchez Cerén, donde solamente visitan municipios gobernados por el FMLN que muestran una cara bonita y de un país en progreso, que va en mejoras día con día, pero al ir a las escuelas, a los barrios, colonias y cantones cualquier persona  a simple vista califica dicha actividad de una total farsa.

Cuando veo y leo noticias lo primero que pienso es ¿“Buen Vivir” para quién? Esa frase tan peculiar en gobiernos de izquierda, especialmente del Sur de América, donde todo el desarrollo se queda en publicidad meramente. Porque si algo tenemos en común con dichos países es que allá también los hospitales están sin medicinas, docenas de muertes violentas diariamente y por si fuera poco más impuestos que solamente terminan por satisfacer los lujos y comodidades del gobierno y su partido.

Si algo nos ha quedado muy claro, desde el gobierno de Mauricio Funes, es que el FMLN y su gobierno podrán tener miles de millones de dólares para seguridad, pero si no existe capacidad para administrar eficientemente los recursos del Estado, especialmente la voluntad de solucionar los problemas, terminaremos siendo un país destroyer.

El Salvador es un país sin rumbo, tanto que para algunos políticos como los del partido GANA que nunca han mostrado seriamente cuál es su ideología política, desde hace unos pocos días quieren imponer más y peores medidas equivocadas, como manejar a los medios de comunicación a su antojo callándolos igual que en Suramérica, donde se han aprobado leyes mordaza para que el mundo entero no se dé cuenta de las injusticias y desfachateces cometidas por regímenes totalitarios como los de Maduro, Correa, Morales y de los Castro.

Nuestra política, economía, seguridad y educación cada día va en decadencia total. Hoy por hoy no somos un país atractivo para los inversionistas extranjeros, mucho menos para los locales, puesto que el gobierno y su partido se han encargado en mantener una relación antidemocrática para con los empresarios, que son los que generan miles y millones de empleos en nuestro país.

Lo repito incansable para que mis palabras hagan eco: El Salvador urge de una Comisión Internacional Contra la Impunidad. El Estado Salvadoreño debe entender que las instituciones competentes en el tema de seguridad y corrupción han fracasado históricamente. En ningún país del mundo un fiscal debe manejar temas tan importantes a su antojo interponiendo el bien propio sobre el de la Nación.

Es inaudito que un fiscal sin la más mínima moral y decencia llegue a la Asamblea a mofarse de que le han tocado casos históricos, cuando no ha querido tomar parte en el caso de enriquecimiento ilícito de diputados como Reynaldo Cardoza, Francisco Merino, del PCN, además de muchos otros.

La ciudadanía debe jugar un papel importantísimo. Guatemala lo hizo, Honduras lo está haciendo, nosotros también podemos; estoy seguro de que los buenos salvadoreños que amamos a nuestra patria y que queremos un mejor futuro para las nuevas generaciones están conscientes de que nuestro país está sin rumbo.

Cuando un pueblo deja de lado las vendas ideológicas por un solo motivo: luchar por la democracia, las libertades de su gente, pero sobre todo contra el yugo de esclavitud de nuestros tiempos, que es la corrupción, los políticos temblarán y los muros caerán.

En un país sin rumbo la única marcha política e ideológica que debe ser cantada, y al finalizar alzar cualquiera de nuestros puños, es ¡la patria siempre es primero!

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN