Política

16 Abr 2014
Política | Por: Luis Trejo

El galán de la radionovela “Conversando con el presidente”

Desde julio de 2012, el presidente de la República, Mauricio Funes, empezó con la emisión de su programa radial “Conversando con el presidente”. Según el mandatario, esta nueva aventura surgió como “un espacio de comunicación entre el presidente y el pueblo salvadoreño durante una hora; aborda temas de interés nacional, da cuenta de la labor del gobierno y responde a los comentarios y preguntas de la población”.

A casi dos años del programa, se puede concluir que en verdad ese no es un conversatorio. Es más un muro de los lamentos donde Funes habla y se queja de lo que le da la gana y no de lo que le interesa a la mayoría de salvadoreños.

Desde sus inicios, “Conversando con el presidente” no tuvo para nada el formato de un conversatorio. De acuerdo con la Real Academia Española de la Lengua (RAE), conversar es una plática entre dos o varias personas que tratan un tema. Por ende, en el programa nunca se ha dado una verdadera interacción entre el emisor y el receptor, pues las veces que sí participaron muchos salvadoreños, las llamadas eran pregrabadas y no se practicaba el derecho de respuesta entre las partes. Por lo tanto, me atrevo a afirmar con propiedad que en ese espacio nunca ha habido una conversación.

La anterior deducción está respaldad por un concepto que ha tomado auge en los últimos años en América Latina. Este programa de Funes entra en lo que Omar Rincón, un destacado académico, periodista y escritor colombiano, ha denominado los telepresidentes. Según Rincón, “en América Latina se gobierna con la lógica de la telenovela y no con la de la democracia. Los telepresidentes están cerca del pueblo, pero lejos de la democracia. Siempre prometen más de lo que pueden y no se arrepienten de ello. Son una especie de presidentes celebrity y llaman la atención por su puesta en escena. Son comunicativamente maravillosos y únicos en pantalla, invitan a la fe y son héroes de la expresión melodramática”, afirma el experto en comunicación.

A nivel de nuestra región, son muchos los mandatarios y expresidentes que han practicado este tipo de mecanismos. Mauricio Funes, en el caso de El Salvador, Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro, en el caso de Venezuela, Álvaro Uribe, expresidente de Colombia, y José Mujica, en Uruguay.

Para Omar Rincón, los programas de los telepresidentes se estructuran en diez pasos, los cuales son en común en todos los que se han impulsado en Latinoamérica. El primero es la historia que cuentan; el segundo es el concepto (refundar la nación y salvarla de los enemigos); el personaje, héroe que genera identificación y credibilidad. Asimismo, el cuarto paso es el enemigo (para construir el melodrama, deben tener claro al villano y lo hacen saber a su público); el quinto es la audiencia; luego es el símbolo (toda acción se convierte en símbolo de lucha). El séptimo punto es el lenguaje (usan una retórica que es para todos, donde utilizan recursos como los refranes); el octavo es el formato (sean programas de televisión, talk shows o programas de radios); el noveno son los medios (cuando pueden convierten a los medios en enemigos); y el último paso es la democracia de contacto (gobierna frente a la gente).

Este tipo de comunicación pretende vender una conciencia colectiva de que se está mejor, aunque no necesariamente sea cierto. Este modelo, como dije anteriormente, ha sido utilizado con mucho éxito por algunos presidentes de la región y tiene como columna vertebral a un “héroe moral”. Su causa la hace, según el protagonista, por un pueblo ofendido que algún día será salvado por él, y en el ámbito mediático se ve como el galán de la novela.

  • brujobarbujo

    Ya estamos hartos de este bocon… Que de tanto escupir para arriba algo va tener que pagar… Hipócrita predicando honestidad

  • alter

    José Mújica Paraguay? Que Dios nos pille confesados.

  • JoseAngelMejia

    Ciudadano medianamente culto recoge lo bueno y desecha lo malo al escuchar al señor Presidente, si no quieres informarte, escucha otro programa , mantenerse y vivir ignorante de lo descubierto últimamente.

  • lucas garcia

    el programa de Funes es un oasis entre tanta desinformación que recibimos de los medios de comunicación, de otra forma no nos hubiésemos enterados de los niveles de corrupción de arena, llámese el caso de paco flores, vilmita con el fidicomiso, los infocententro, cel-enel , boulevar Monseñor Romero, etc, los medios de derecha nunca informaron nada, a tal punto que los periódicos nunca titularon el gane de Ceren como presidente, sino al contrario continuaron la novela de propaganda de arena, si hay una mitad de izquierda , esta no debe estar informada también?

  • Jonathan Castro Estrada

    Gracias al señor presidente por este su programa, si no fuera por eso creo que estuvieramos ignorantes de lo que en realidad pasa, no nos hubieramos dado cuenta de lo de Francisco Flores y otros casos más y lo bueno que nos ha informado muy bien, si no exitiera el programa veriamos sólo noticias como la tuya, viviriamos en un oscurantismo político.

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata

14 Oct 2016
65 años de integración regional centroamericana
Política | Por: Fernando Colocho

65 años de integración regional centroamericana

25 Ago 2016
Elecciones internas en ARENA
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Elecciones internas en ARENA

18 Ago 2016
¿Quién debe liderar ARENA?
Política | Por: Kevin Sánchez

¿Quién debe liderar ARENA?