Política

8 May 2013
Política | Por: Gerardo Torres

El diario de Petr Ginz

En el año 1944, falleció, en Auschwitz, un joven de 16 años que escribió en su diario personal una frase que se aplica perfectamente a la realidad de nuestro país.

El nombre del adolescente era Petr Ginz. Nació en Praga en 1928. Su madre era checa y aria pero su padre era judío, lo cual no le gustaba demasiado a un señor llamado Adolf Hitler.

Por el simple hecho de ser judío, Ginz tuvo que sufrir, y mucho. En 1942 fue trasladado al gueto de Terezín, donde pasó 2 años pagando por el “pecado” de ser judío. Finalmente, en 1944, fue deportado a Auschwitz, donde los alemanes le aplicaron la “solución final”: la muerte.

A pesar de su corta vida, Ginz nos dejó un gran legado literario y artístico. Sus diarios personales, similares a los de Anne Frank, son un testimonio estremecedor sobre los horrores del nazismo.

El primero de enero de 1942, el pequeño Petr Ginz escribió: “Lo que resulta ahora totalmente corriente, hubiera sido motivo de escándalo en una época normal”.

Claro que se refería a la situación de los judíos en Europa. Con la inocencia que caracteriza a un niño, Ginz imaginaba que en épocas pasadas habría sido impensable que se separara a un grupo de personas por su raza y se les sometiera a todo tipo de torturas, humillaciones, expropiaciones e insultos. Ahora era normal…

Pero bueno, ¿qué tiene que ver lo que escribió Petr Ginz con El Salvador? Lo cierto es que mucho. Las palabras de Ginz contienen una verdad intemporal y universal; hablan sobre cómo el ser humano es capaz de acostumbrarse a todo, incluso a lo peor, y ver como normales situaciones, como el holocausto, que no lo son.

Tal vez en El Salvador también nos hemos acostumbrado a situaciones a las que no deberíamos haberlo hecho. Por ejemplo, la muerte. Hemos empezado a ver como normal tener una de las cifras de asesinatos más altas del mundo, cuando debería ser un auténtico escándalo.

Nos hemos convertido en esclavos de las estadísticas y eso nos hace inmunes al dolor humano. Sabemos por los datos que en el país hay muchos pobres y muertos, pero lo vemos como un problema lejano y nos acostumbramos a vivir con ello. No somos capaces de ponernos en el lugar del compatriota al que le acaban de matar a un familiar o que vive con menos de un dólar al día, y  esa es nuestra mayor tragedia…

Ahora bien, hay otro asunto escandaloso que merece ser mencionado: desde Venezuela han acusado a tres conciudadanos nuestros, siendo uno de ellos el vicepresidente de la Asamblea Legislativa, de intentar sabotear las elecciones del país y de atentar contra la vida del presidente.

Las autoridades de Venezuela no han presentado ninguna prueba concluyente, por tanto, las declaraciones de Elías Jaua, ministro de Relaciones Exteriores, son meras conjeturas. Por ende,  lo normal habría sido que nuestro presidente saliera en defensa de los acusados, pero no lo hizo.

La indiferencia, o cobardía, de nuestro presidente es un verdadero escándalo y no lo podemos permitir.

No es posible que en El Salvador las autoridades no sean capaces de salir en tu defensa si desde el exterior te acusan sin presentar pruebas. Lo normal habría sido que el presidente saliera a defender la inocencia de sus ciudadanos, pero no fue así. Parece que el gobierno salvadoreño no te defiende por tu nacionalidad sino por tus colores partidarios… lo cual es lamentable.

Finalizo con la siguiente pregunta: ¿qué creen que habría pasado si los acusados hubieran sido militantes del FMLN? 

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata