Política

27 Ene 2015
Política | Por: Juan Carlos Méndez

El carrusel de la seguridad

¡Gobierno cobarde, cobarde!, porque no es capaz de afrontar los problemas por los cuales se le eligió. Es una lástima que la violencia siga aumentando y quienes están en el poder no tengan el liderazgo para afrontarla. 

¡Gobierno cobarde, cobarde!, porque no es capaz de afrontar los problemas por los cuales se le eligió. Recientemente las pandillas han encontrado un nuevo negocio: decirle a la gente que desaloje sus hogares, y de no hacerlo su vida correrá peligro. Es una lástima que el problema de la violencia siga aumentando y quienes están en el poder no tengan el liderazgo para afrontarla.

Una vez firmada la paz en 1992 quizá muchos soñaron con un país con desarrollo y alta democracia. Sin embargo, la violencia nos está deteniendo. La crisis económica mundial en 2008, la inmigración (producto de la falta de oportunidades), los bajos salarios, la pobre educación, son algunos temas que faltan también por resolver. Muchas son las políticas públicas que han pasado por los gobiernos pero pocas las voluntades para que las metas que se propongan sean de largo alcance.

¿Prevención o represión? Con los expresidentes Flores y Saca (1999-2009), vimos represión estableciendo la Mano Dura y Súper Mano Dura respectivamente; el expresidente Funes (2009-2014) lo único que hizo en seguridad fue facilitar la tregua entre pandillas, puerta que abrió a incentivos a criminales. El presidente Sánchez Cerén, en seis meses de gobierno, creó la policía comunitaria, que solo es un sobrenombre de la Policía Nacional Civil (PNC) dado que sus objetivos son similares. Gracias al apoyo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) se contrató a Giuliani (exalcalde de Nueva York, Estados Unidos), que hará un diagnóstico de la violencia y redactará un documento recomendatorio para solventar el problema de la violencia. Conclusión: ningún gobierno ha logrado disminuir la aparición de grupos delictivos. O sea, la política pública en seguridad ha sido inefectiva.

Pueden existir cuantas leyes quieran, pero mientras no se apliquen de nada servirá. Las reformas al Código Procesal Penal que el ministro de Seguridad, Benito Lara, ha propuesto tienen un poco de sentido, pues busca agilizar el proceso para los que atentan en contra de agentes policiales, Fuerza Armada, jueces y fiscales. No obstante, y en mi opinión, se requiere más que castigo y agilidad en los procesos.

La seguridad en nuestro país es como el juego del carrusel: los políticos se suben y bajan del jinete sin poder dominarlo, y lo único que han dado son soluciones efímeras. ¿Cuándo bloquearán por completo la señal telefónica en penales? ¿Cuándo trabajarán el tema del cambio actitudinal con estas personas y les darán asistencia sicológica? No hay prevención sin represión y control, pero sí represión sin prevención. Y eso último es lo que hoy tenemos.

La solución para erradicar la violencia no es exclusiva de “x” o “y” partido político. Ser un país seguro es un objetivo diario de todo gobierno; no debería ser algo que añoramos como propuesta de campaña. Lo mejor, y aunque sea utópico, es que los políticos busquen estrategias que nos lleven a superar las causas que la generan: la deserción estudiantil a través del mejoramiento de la currícula educativa, es decir, hacerla competitiva a nivel regional; creación de fuentes de empleo, mejorando las condiciones de inversión, mejorar vías de comunicación y promoción del turismo interno. Gracias a políticas púbicas cortoplacistas es que hay alrededor de medio millón de personas involucradas en pandillas, y según el máximo líder de la pandilla 18, la solución es “matarlos a todos”.

No votemos por políticos incapaces y sus propuestas mediocres; a la larga terminaremos sin nada. La solución a la violencia somos nosotros: busquemos ser ciudadanos que aspiren a tener principios morales, busquemos y creemos oportunidades donde no las hay y busquemos siempre la excelencia. Los buenos somos más.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN