Política

24 Sep 2014
Política | Por: Roberto Alfaro

De la doble moral y otros cuentos

No permitamos que El Salvador se convierta en esa novela de bajo presupuesto a nivel internacional; por el contrario, elevemos nuestros estándares.

En mi columna anterior mencioné que creo firmemente que nuestro sistema político está podrido. Semana a semana son publicados sucesos tan lamentables que, a veces, las noticias de los periódicos parecen sacadas de una historieta de Batman. Un ejemplo es el tan sonado caso del diputado suplente acusado de lavar más de 10 millones de dólares, el fiscal general que aparece como “Batman” para salvar a ciudad Gótica, y de repente aparece don Sigfrido Reyes “The Joker” para generar más caos.

No es que ponga en duda la inocencia del diputado suplente de Chalatenango, Wilver Rivera Monge, pero me llama más la atención cómo el ya recurrente don Sigfrido Reyes vuelve a aparecer en escena. En esta vez llamando temerario al fiscal por el proceso judicial sin un antejuicio en la Asamblea Legislativa. ¿Acaso no ya se presentaron pruebas donde se evidencia la culpabilidad del mismo? Y de ser así, don Sigfrido, ¿por qué su bancada votó de manera exprés para desaforar a Ana Vilma de Escobar, pero hoy defiende a alguien que, a mi juicio, ha cometido un delito mayor?

Como dije anteriormente, las noticias de El Salvador parecen sacadas de una historieta. A veces hasta creo que Ciudad Gótica es más segura… Pero es así como se puede evidenciar la doble moral de nuestros políticos. Por un lado expresan su vocación por ayudar al prójimo, expresan su disposición de negociar con todos los sectores, pero por otra parte tratan de desafiar al sistema judicial defendiendo a delincuentes y acuchillan por la espalda la dignidad de todos los salvadoreños.

Hablando de la doble moral de nuestros políticos y su parecido con la realidad (no tan realidad) presentada en Batman, también podemos contar otros cuentos lamentables que siguen en curso. Érase una vez un alcalde, un “Robin Hood”, que daba todo de choto, y que un día se aburrió de ser alcalde, así que decidió ser alcalde y diputado a la vez. Pero no un diputado cualquiera. ¡Él quiso ser un diputado del Parlacen!; sí, Robin Hood quiso medir “qué tanta aceptación tenía su nombre”. De lo que si no estoy seguro es si, en el cuento real, Robin Hood tiene una hermana que le cuesta al pueblo miles de dólares en concepto de viajes alrededor del mundo (vaya usted a saber de quién estoy hablando).

Nuestros políticos aún no han logrado entender que más allá de la aceptación e imagen pública, lo que El Salvador en realidad necesita son soluciones; pero de verdad, de esas que se trabajan con mucho cuidado para que salgan bien. No necesitamos soluciones pasajeras que se resuman en calles tiradas, tráfico por doquier, ladrones vestidos de traje y decenas de camionetas blindadas para personas que pregonan la austeridad.

Y así puedo seguir hablando de la doble moral y otros cuentos de nuestro sistema político. Pero no es ese mi objetivo. Soy un joven que cree firmemente en las libertades individuales, y ello conlleva a la libertad de elegir a quienes nos gobiernan. Sin embargo, esa libertad implica también un deber: el de exigir resultados. No permitamos que El Salvador se convierta en esa novela de bajo presupuesto a nivel internacional; por el contrario, elevemos nuestros estándares para, un día, poder entrar al salón de la fama tan codiciado para los países de la región. Tenemos todo para lograrlo, solo nos falta una cosa: borrar del libreto a los malos personajes.

 

  • marcela ea

    cada día se comprueba ésta teoría, quieran entenderla o no otras personas!

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata