Política

2 Jul 2014
Política | Por: Gerardo Torres

De “Conversando con el presidente” a “Gobernando con la gente”

Algunos me llamarán iluso, pero creo que Salvador Sánchez Cerén es sincero y tiene buenas intenciones.

No me cansaré  de repetir que me gusta mucho la forma en la que Salvador Sánchez Cerén ha empezado su mandato presidencial. Las primeras señales que ha enviado a la población han sido, francamente, buenas.  Por ejemplo,  le acaba de cambiar el nombre al polémico y famoso programa radial del expresidente Funes, y yo le aplaudo por ello.

El detalle puede parecer insignificante, pero no lo es. El programa antes se llamaba “Conversando con el presidente” y  ahora se llama “Gobernando con la gente”. El cambio de nombre es interesante. En el primero, parece que se le daba más importancia a la figura del presidente, lo cual fue un fenómeno muy típico durante el gobierno de Mauricio Funes. En cambio, con el nuevo nombre del programa, se le da un papel muy importante a los miembros población, los cuales son los que han llevado a Salvador Sánchez Cerén al poder y este debe gobernar para ellos.

Después del gobierno más combativo de la historia reciente del país,  parece que Salvador Sánchez Cerén ha decidido dejar que su figura pase a un segundo plano y ceder el protagonismo a la gente. Tal vez, el presidente, se ha dado cuenta de que no se gobierna para satisfacer el propio ego, sino para resolver los problemas de los más necesitados. Parece que a muchos mandatarios salvadoreños se les olvida esto; ojalá que a Salvador Sánchez Cerén no.

Además, el nuevo presidente no solo le ha cambiado el nombre al nuevo programa radial, sino también la ubicación. De ahora en adelante, se transmitirá desde distintas comunidades del país. La idea del programa es tener un acercamiento con la gente y permitir al resto del país conocer las necesidades que están sufriendo algunos de sus compatriotas. En cambio, el programa de Mauricio Funes nunca trató de alguien más que no fuera él mismo. Por tanto, el presidente no estuvo a la altura de su cargo y desvirtuó las funciones de la radio y televisión pública.

Espero que Salvador Sánchez Cerén sea capaz de devolverle el papel que le corresponde a los medios de comunicación pública y le dé a los problemas del país la importancia que requieren. No toleraremos que nuestro presidente se dedique a destruir a sus enemigos, en lugar de intentar solucionar los graves problemas que sufren muchos de nuestros compatriotas, sobre todo el problema de la delincuencia.

Algunos me llamarán iluso, pero creo que Salvador Sánchez Cerén es sincero y tiene buenas intenciones. Aunque esto no garantiza que hará un buen gobierno. Hemos comprobado en multitud de ocasiones que el poder es capaz de corromper a mandatarios con buenas intenciones. Además, los primeros días de gobierno del nuevo presidente podrían ser una distracción para que el FMLN no caiga en picado en las siguientes elecciones legislativas. Por tanto, hay que tener mucho cuidado con las primeras impresiones. Sin embargo, pocos pueden negar que la primera impresión que ha causado Salvador Sánchez Cerén ha sido buena, muy buena.

  • Fernando José Roca

    Comparto tu apreciación Gerardo.-

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata