Política

12 Jun 2013
Política | Por: Mauricio González

Conoce el arsenal ruso de quinta generación

Si la Federación Rusa decidiera atacar con uno de sus misiles balísticos intercontinentales TOPOL-M  a una de las instalaciones militares de Estados Unidos o de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), estos últimos tendrían que utilizar de 5 a 7 misiles GBI (misiles interceptores con base en tierra) para detenerlo.

Rusia se ha constituido a nivel planetario como uno de los principales productores y exportadores de armas, durante el Siglo XX se encontró en franca lucha armamentista con Estados Unidos, fue lo que se llamó la Guerra Fría. Desde esa época en adelante Rusia ha desarrollado, probado, fabricado y exportado sus armas a varias regiones del mundo, contando con todo el conocimiento para desarrollar armas de quinta generación. Actualmente junto con los países que conforman la OTAN y China cuentan con el armamento más moderno del planeta.

La quinta generación de armas se refiere a aparatos diseñados para localizar y abatir blancos a distancias muy remotas, además de poderse relacionar con el humano de una forma que le permiten con pocos mandos realizar acciones que antes se hubieran realizado con varios mandos. Además la quinta generación incorpora tecnología furtiva (casi indetectables), geo localización a través de satélites, conexión permanente, alto poder destructivo y radares ultra potentes.

Ejemplos de esta tecnología de quinta generación aplicada al arsenal ruso se encuentra el caza de reacción T-50 PAK FA de quinta generación (Prospective Airborne Complex of Frontline Aviation). De acuerdo con Rusia Hoy, el T-50 es manejado por un solo piloto. El aparato tiene una velocidad máxima de 2600 km/ hora, 20 kilómetros de altitud. Con un peso de despegue máximo de 37 toneladas, el caza es capaz de cargar hasta 10 toneladas de armamento, incluyendo un cañón Gsh-30-1 de 30 mm, misiles guiados de diferentes tipos y alcances, así como bombas dirigidas de precisión.

También se están construyendo submarinos de quinta generación tanto nucleares, como no nucleares. En total, se planea construir de 8 a 10 submarinos del proyecto Borei (submarinos de quinta generación), que remplazarán los del proyecto 677BDRM Delfin, de tercera generación, los cuales constituirán el núcleo de las fuerzas navales nucleares de Rusia después del 2018.

El popular modelo AK-47 (Kalashnikov) también está siendo reemplazado por el modelo AK-12 de quinta generación. El AK-12 cuenta con una mayor ergonomía y una flexibilidad en el diseño que le permitirá adoptar hasta 20 configuraciones diferentes (posiciones de ataque) para adaptarlo a diferentes necesidades civiles y militares. Además, ahora se está diseñando un cartucho cargador especial de 95 balas para esta arma, que dispone de tres modos de fuego: de uno, tres disparos y de fuego automático, además de poder añadir un lanzagranadas en el cañón y una mirilla mejorada.

La Federación Rusa también cuenta con armamento interceptor Pantsir S-300 que planea suministrar a siria y hacer un traspaso tecnológico a Brasil. Ante una eventual confrontación en el pacífico o en defensa de sus intereses en Medio Oriente, Rusia puede ser un factor determinante.

El arma más letal de Rusia son sus temidos sus misiles intercontinentales RS 24-YARS capaces de  portar 4 ojivas, convencionales o nucleares y capaces de alcanzar una distancia máxima de 11 mil kilómetros, los YARS son los sucesores de los TOPOL-M. Si estos últimos necesitan de 5 a 7 interceptores tierra – aire para ser detenidos, imagínese los RS 24-YARS.  

 

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?