Política

30 Abr 2014
Política | Por: Luis Trejo

¡Cállenos la boca, presidente electo!

El próximo 1 de junio, la democracia salvadoreña dará un paso más hacia su fortalecimiento. No por el hecho de que la izquierda del país continúe en el Ejecutivo, sino porque el presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, se convertirá en el primer mandatario que proviene de las filas de la exguerrilla. Esto sienta un acontecimiento sin precedentes.

La alternancia en el poder es parte fundamental de cualquier democracia. Esto lo comprobó El Salvador en el 2009 y lo reiteró en las elecciones presidenciales de este año. Aunque es una alternancia de persona, no así de partido político, el hecho de que un exguerrillero tome las riendas del país en las próximas semanas ya es una prueba más clara de que los ciudadanos salvadoreños han madurado y forman parte activa de los procesos electorales y democráticos.

Es de reconocer que millones de salvadoreños nos mostramos escépticos (y aún lo estamos) ante la gestión que pueda ejecutar el presidente electo. Tal vez no por su partido, pues en estos cinco años atrás no se vieron cambios significativos como los que se habían advertido: imposición del socialismo, romper relaciones con Estados Unidos, regresión a la estatalización de rubros importantes como la banca, telefonía o la circulación del colón. Es más por su candidato, una persona cuyo pasado jugó un rol importante en otros procesos democráticos, al ser una de las alas más fuertes de la guerrilla en el conflicto armado salvadoreño. Queramos o no, esa experiencia marcó la vida del futuro presidente y lo marcó de por vida, a pesar de que hoy los ciudadanos salvadoreños le dieron la oportunidad de gobernar.

Pero más allá de esos factores, también hay otros más actuales y que ponen en tela de juicio para saber qué tan decisivo e independiente será el actuar de Salvador Sánchez Cerén. Al ser uno de los máximos líderes del FMLN, es de esperar que apoye toda iniciativa legislativa y municipal que provenga de su partido político, aunque no sean las mejores propuestas e ideas. Asimismo, otro elemento que algunos hemos visualizado pero que aún no ha despertado interés en los medios es
el evidente cansancio físico que muestra el presidente electo. Desde la campaña electoral, Sánchez Cerén se ha visto más cansado, tuvo poca presencia en los medios, bajó de peso y su rostro no reflejaba la alegría que le caracterizó previo a su lanzamiento oficial como candidato.

Así como estos casos, se pueden desglosar muchos ejemplos sobre el porqué algunos aún no tienen plena confianza en el casi presidente en funciones. Sin embargo, si obviamos esto mismo, posterior a la entrega de su credencial como mandatario, Sánchez Cerén ha dado muestra de un cambio sustancial desde su actuar en la década de los ochenta hasta la actualidad. Es por ello que los que todavía tenemos un poco de desconfianza en su gestión, estaremos a la expectativa de su forma de gobernar, por lo que esperamos nos dé una lección al demostrar que no importa lo que hicimos en el pasado.

En realidad, importará cómo actuamos en el presente y el futuro y cómo las decisiones que tomamos pueden repercutir de manera positiva o negativa en quienes nos han brindado su confianza. Todos estaremos vigilantes de cómo hará su papel en los próximos cinco años, profesor Sánchez Cerén. Así que ¡cállenos la boca, presidente electo!

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata

14 Oct 2016
65 años de integración regional centroamericana
Política | Por: Fernando Colocho

65 años de integración regional centroamericana

25 Ago 2016
Elecciones internas en ARENA
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Elecciones internas en ARENA

18 Ago 2016
¿Quién debe liderar ARENA?
Política | Por: Kevin Sánchez

¿Quién debe liderar ARENA?