Política

4 Jun 2014
Política | Por: Gerardo Torres

¡Buena suerte, señor presidente!

Creo que el presidente no es ajeno a las necesidades y tiene la intención de aliviar esa violencia cruel y despiadada que la mayor parte de nuestros compatriotas sufren.

“Unidos crecemos todos” es el lema con el que Salvador Sánchez Cerén empieza su mandato presidencial. El primer mensaje es claro: no quieren parecerse al gobierno de Mauricio Funes. Parece que Sánchez Cerén buscará otra forma de gobernar y optará por el diálogo, el ahorro, la sensatez y el ataque eficaz a los principales problemas que aquejan a El Salvador.

No tengo dudas de que la oposición y la empresa privada se podrían haber comportado mejor durante el gobierno anterior, pero también es cierto que el mandatario pasado hacía relucir lo peor de las personas. Nunca había visto un combate frontal tan agresivo entre un presidente y el resto de la nación. El odio invadió al país y se reabrieron heridas que habían permanecido cerradas durante mucho tiempo. Puede que el presidente Funes haya logrado avanzar en determinados ámbitos, pero retrocedió mucho en otros. Prometió ser el líder del diálogo y la unidad, pero se convirtió en el presidente más combativo de la historia democrática del país.

El Salvador fue el gran perdedor de la confrontación entre Casa Presidencial y sus adversarios. Los recursos de ambos bandos se utilizaban para atacarse mutuamente, en lugar de usarse para solucionar los problemas de la mayor parte de los salvadoreños. Cada acción se convertía en un intento de perjudicar al otro, en lugar de buscar el bien de los demás. Es irónico que los pocos recursos que tiene el país se utilicen para librar una guerra de egos en la que nadie gana y las mayorías son las que más pierden.

Estoy convencido de que el nuevo presidente sabe muy bien que el país no podrá soportar a otro gobierno tan combativo como el anterior. Creo firmemente en que Salvador Sánchez Cerén no es ajeno a las necesidades nacionales y tiene la intención de aliviar esa violencia cruel y despiadada que la mayor parte de nuestros compatriotas sufren. El problema es que tener buenas intenciones no implica hacer un buen gobierno. Espero que el presidente se rodee de las mejores personas para poder materializar todos sus buenos proyectos y anhelos, sino fracasará. Llegó el momento de demostrar que el FMLN está capacitado para gobernar, porque, sin duda alguna, reprobaron el curso pasado.

Además, tengo fe en que a Salvador Sánchez Cerén no le temblará la mano para perseguir posibles casos de corrupción del gobierno anterior, sin importar quién los haya cometido. Eso demostraría honradez por parte del mandatario y sería muy bien recibido por los ciudadanos. Probaría que la lealtad del presidente no está con su partido ni con sus aliados, sino con El Salvador. La coherencia entre los hechos y las palabras es el mayor tesoro de un político, y el nuevo presidente no se puede dar el lujo de perderla. No hay que olvidar que cuando era el partido de oposición, el FMLN denunciaba la pasividad de Arena para combatir la corrupción. Les ha llegado el momento de demostrar que son diferentes.

Desear que fracase el nuevo gobierno es desear que fracase el país. El Salvador no podrá soportar un mal mandato presidencial de Sánchez Cerén. Nuestros problemas son enormes y no podemos poner nuestro color político por delante del bienestar del país. Debemos intentar ayudar al nuevo gobierno en lo que podamos. En los próximos cinco años lo importante debe ser disminuir la violencia y reducir la desigualdad económica, lo otro es secundario. Por eso le deseo suerte en su cargo, señor presidente.

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata