Política

5 Feb 2014
Política | Por: Gerardo Torres

ARENA se equivocó de enemigo

ARENA ha estado a punto de perder la elección en primera vuelta por haberse confundido de enemigo. El partido tricolor fue tentado y mordió el anzuelo. Entró en el juego del presidente Mauricio Funes. En lugar de hacer propuestas, los areneros han pasado toda la campaña defendiéndose de las acusaciones de Funes y contraatacando con nuevas acusaciones.

Es ridículo que en la campaña no se haya hablado de la reconocida trayectoria política de Norman Quijano. Es obvio que no han sabido explotar las fortalezas de su candidato y han permitido que Salvador Sánchez Cerén consolide su imagen de “abuelo bonachón” entregado en cuerpo y alma a los más necesitados, es decir, un nuevo José “Pepe” Mujica.

Le han llenado de pétalos de rosa el camino de la victoria al candidato del FMLN. En ningún momento se sintió amenazado. Se dedicó a visitar los distintos departamentos y a sonreír, mientras Mauricio Funes realizaba toda la campaña sucia.

ARENA ni siquiera lo cuestionó por no aceptar la invitación del periodista de CNN, Fernando del Rincón, a su programa de entrevistas. Lo cierto es que al FMLN le funcionó la estrategia de esconder a Salvador Sánchez Cerén para que la gente olvidara quién es.

Otro de los errores del principal partido de oposición fue haber dedicado cuerpo y alma a destruir a Tony Saca. Se les olvidó el famoso proverbio: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Saca no era la amenaza. Se guiaron por el afán de venganza y lo han pagado caro.

ARENA debería recordar cómo ganó las elecciones en San Salvador a Violeta Menjívar. Norman se dedicó a trabajar e hizo creer a los capitalinos que una capital más limpia, segura y ordenada era posible. En ningún momento se dedicó a insultar y a acusar. Solo había que recalcar lo mal que lo había hecho la alcaldesa del FMLN para ganar. Bastó con que los capitalinos asociaran a la dirigente del FMLN con la basura que había en San Salvador y la declararan su monarca.

En esta ocasión, el partido tricolor debió haber asociado a Salvador Sánchez Cerén con la prepotencia de Casa Presidencial, con la negociación con los pandilleros, con las extorsiones, con el bajo crecimiento económico y con el insoportable tráfico vehicular. Pero no lo hicieron y el candidato del FMLN se desligó de los errores cometidos por el Gobierno.

Además, ARENA se tardó demasiado en presentar otra de sus grandes fortalezas: la capacidad de atraer a las personas más calificadas para conformar el Gabinete de Gobierno. Los candidatos superhéroes no existen; la fortaleza de ARENA es, y siempre ha sido y será, la unión.

Por último, el error más grave de ARENA ha sido no separar a Francisco Flores de la campaña. El asesor de Norman Quijano debió haber seguido el ejemplo del expresidente del F.C. Barcelona, Sandro Rossell. ¿Cómo? Renunciando a la campaña para defenderse por su cuenta de las graves acusaciones vertidas en su contra por el presidente Mauricio Funes. Esto habría sido una muestra de valentía y de compromiso con el partido por parte del expresidente, sin embargo, no ha sido capaz de hacerlo y ha hundido a ARENA con él.

Sin ninguna condena judicial, el FMLN ha logrado que gran parte de la población asocie a ARENA con la corrupción. Es un claro ejemplo del poder de la palabra para crear percepciones, en otras palabras, el plan Funes funcionó.

La elección nos ha demostrado lo que ya sabíamos: la fidelidad del voto duro del FMLN y el castigo de la población a ARENA por su pésima campaña. Sin embargo, aún queda mucho que decir  hasta la segunda vuelta y en política todo es posible.

 

13 Mar 2018
¿Fueron inclusivas las elecciones 2018?
Política | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Fueron inclusivas las elecciones 2018?

2 Mar 2018
La libertad del voto
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

La libertad del voto

2 Mar 2018
Razones para este 4 de marzo
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Razones para este 4 de marzo

27 Feb 2018
Cuentos fantásticos: Diálogo en El Salvador
Política | Por: Erick Hernández

Cuentos fantásticos: Diálogo en El Salvador