Política

30 Abr 2015
Política | Por: Carlos Alejandro Morales

Aprendamos a abrir la boca

Nuestro país no estaría tan dividido como se siente si cambiáramos nuestro chip de pensar que tenemos la razón sin escuchar a los demás y comenzamos a escuchar no para responder sino para dialogar.

 Desde hace mucho tiempo nuestro país parece no levantar el vuelo. No es para menos, el escenario que vivimos los salvadoreños desde hace mucho no pinta para nada bien. Si nos ponemos a observar las noticias o simplemente analizamos un poco nuestro entorno, vemos que no es necesario que los medios de comunicación nos digan que algo no está mal y el rumbo que llevamos dista mucho del progreso o prosperidad que añoramos.

La mayoría de nosotros, desde la comodidad de nuestro hogar, pedimos alguna solución o que alguien haga algo; todos en el fondo quisiéramos que alguien viniera y de alguna forma casi mágica solventara todos los problemas de nuestro país, pero al mismo tiempo todos estamos conscientes de que eso no va a suceder, ya que la experiencia nos ha enseñado que cuando depositamos nuestra confianza de forma casi ciega en los políticos terminamos casi por regla general defraudados y perdiendo cada día más la fe en los líderes políticos de nuestra nación.

Definitivamente algo está fallando, pero esa pieza faltante para que el país se mueva va más allá de buscar un héroe o en el peor de los casos un culpable. Por duro que se lea todo se reduce a una mezcla entre temor y conformismo de parte de todos aquellos que podríamos lograr un cambio, pero cada día desde que nacemos nos educan para que guardemos silencio. Desde pequeños en las escuelas y colegios nuestra participación es casi nula. No preguntamos, no cuestionamos a quienes nos educan y aceptamos todo hecho que nos dicen como una realidad y lo mismo sucede en nuestros hogares. La cultura de opinar, expresar nuestras dudas, de decir lo que pensamos nos ha sido coartada desde hace mucho y por esa razón aquellos que hablan más fuerte terminan haciendo creer al resto que ellos son los que dicen la verdad.

Es hora de comenzar a actuar y razonar por nuestra cuenta, dejando la costumbre de guardar silencio y aceptar lo que venga. Hace un par de meses atrás tuve la oportunidad de asistir a un evento denominado “3DSV”, donde jóvenes de diferentes mentalidades e ideologías debatieron y conversaron sobre diversos temas de actualidad. Mi sorpresa más grande fue ver que si los jóvenes se sientan a conversar en lugar de discutir, surgen propuestas y soluciones, nacen amistades y nos damos cuenta de que nuestro país no estaría tan dividido como se siente si cambiáramos nuestro chip de pensar que tenemos la razón sin escuchar a los demás y comenzamos a escuchar no para responder sino para dialogar; si aprendemos a expresar esas grandes ideas que hay en nuestras cabezas, entonces esto comenzará a cambiar.

Finalizo con la famosa frase de Ghandi que nunca pasa de moda para ponerla en práctica: “Si quieres cambiar al mundo, comienza contigo mismo”.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN