Política

29 Jun 2015
Política | Por: Ernesto Hernández Otero

ANDA mal

Está comprobado, ¡no podemos vivir sin agua! Quizá la mayoría de salvadoreños esperaban una palabra diferente al final de esa frase. Aunque para gustos los colores, los sabores y los olores, existe algo que no es la radio (con todo el respeto para el jingle de ASDER), que no tiene color, ni sabor, ni olor; y sin embargo, no podemos vivir sin él. Nos guste o no nos guste, necesitamos el agua para vivir.

Desde hace 64 años, ANDA es la autónoma que maneja todo el recurso hídrico del país. Su presidencia siempre ha sido una posición estratégica debido a las altas atribuciones presupuestarias con las que cuenta, además de las millonarias licitaciones que ofertan. Sin embargo, a pesar de recibir tantos beneficios del gobierno, ANDA no avanza. Marco Fortín, presidente de la autónoma, es el responsable que desde hace seis años no se haya trabajado para modernizar ni ampliar satisfactoriamente la red de servicio. Es deplorable que con tanto dinero y manejando el monopolio del agua en El Salvador, ANDA apenas cubra el 80 por ciento del territorio salvadoreño. Es aún más inaceptable que mientras Fortín gasta la mitad del presupuesto en salarios, haya casi 1 millón de salvadoreños abriendo el chorro y solo recibiendo aire.

Para todos los salvadoreños que a diario padecemos los cortes de servicio, el agua sucia o fuertemente clorada y hasta cálculos de consumo inventados, es evidente que algo anda mal en ANDA. La falta de un agente que regule las actividades, las finanzas y la calidad de servicio, es la causa de la deplorable gestión que históricamente ha tenido, y que ahora sigue teniendo con Marco Fortín en su presidencia.

En mi última visita a la oficina de Galerías, acompañando a mi abuelita de 88 años, fuimos sacados por los guardias privados de esa sucursal bajo la excusa de que ya iban a cerrar, cuando en un cartel informativo dice más claro que el agua de ANDA: atenderán hasta el último cliente presente antes de la hora de cierre. La vulgaridad en el trato de esos empleados hacia el adulto mayor y sus clientes, además de las continuas fallas en la distribución del agua, no pueden seguir siendo toleradas.

Según la Defensoría del Consumidor, ANDA es la empresa con más denuncias desde hace años. De las 5 mil denuncias anuales recibidas, el 45 por ciento son en contra de ANDA por cobros abusivos, servicio discontinuo, lapsos y cargos de reconexión absurdos, mala atención al cliente, entre otros. Es ilógica la existencia de una empresa que con fondos, recursos y servidores públicos, sea la peor empresa del país.

Las nuevas medidas de ANDA buscan ser más equitativas en la distribución del agua, pero la realidad es diferente, porque el servicio sigue siendo igual de deficiente en las zonas donde era malo. Racionando el servicio en ciertas zonas por suponer que tienen cisternas, no es ser equitativo, sino irracionales. ¿Hasta cuándo vamos a permitir que Marco Fortín y ANDA sigan haciendo lo que quieren con nuestra agua?

Ya es hora de preparar una verdadera ley para la gestión de nuestro recurso más importante, sin venganzas ni intereses privados que siempre han controlado ese tipo de iniciativas. No tiene ningún sentido hacer esta lucha bajo banderas partidarias, pero es necesario que defendamos el agua, porque de ella dependen nuestro futuro y el de las siguientes generaciones.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN