Política

14 Oct 2016
Política | Por: Fernando Colocho

65 años de integración regional centroamericana

Este día conmemoramos el hito histórico desarrollado hace 65 años en la ciudad de San Salvador, donde los Gobiernos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, conscientes de la necesidad de eliminar las barreras artificiales que separaban a los pueblos centroamericanos, decidieron suscribir la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA)[1] aquel icónico 14 de octubre de 1951.

El presente año cobra una particular relevancia, dado que Centroamérica celebra 65 años de integración institucional desde la conformación de la ODECA, 30 años desde la firma del Acuerdo de Esquipulas II: Procedimiento para Establecer la Paz Firme y Duradera en Centroamérica[2] y 25 años desde la firma del Protocolo de Tegucigalpa[3], que dio origen al Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En ese marco no solo se vuelve pertinente, sino necesario, realizar una reseña sobre los principales logros del esfuerzo regional en torno a constituir Centroamérica como una región de paz, libertad, democracia y desarrollo. Estos logros a su vez deben ser analizados y cuestionados, pero dicho análisis no puede hacerse mediante un posicionamiento intelectual desligado de la historia que formó ese proceso de integración tal como lo conocemos hoy, de las configuraciones asimétricas que condicionan a nuestros países centroamericanos, pero sobre todo, de la voluntad política y soberana de los ocho Estados Miembros Plenos[4] por profundizar sus esfuerzos de cooperación fraternal y organizada.

Por esa razón, a partir de este momento continuará una serie de cinco columnas, donde se analice el principal avance de las políticas, programas y estrategias desarrolladas en el seno del SICA, por medio de sus cinco subsistemas sectoriales representados por cinco pilares prioritarios del relanzamiento del proceso de integración del año 2010: integración económica, integración social, seguridad democrática, gestión integral del riesgo de desastres y cambio climático, y el fortalecimiento institucional.

¿Por qué tomarse la molestia de hacer esto? Porque la integración centroamericana real no existe desde su institucionalidad o desde los Estados que le conforman, sino en tanto los ciudadanos centroamericanos sean capaces de identificar los beneficios patentes de la integración y reflexionen prospectivamente desde los ámbitos académicos y de la sociedad civil hacia dónde debe orientarse nuestro modelo regional.

La integración de Centroamérica no le pertenece al SICA. La integración de Centroamérica le pertenece al pueblo centroamericano, incluso siendo aún más específico a nosotros, los jóvenes, en quienes los presidentes centroamericanos y los férreos defensores de la reunificación depositaron su fe para llevar adelante este proceso iniciado hace más de medio siglo. Literalmente, la Declaración de Esquipulas II[5] reza lo siguiente:  “Los Presidentes de las Repúblicas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, reunidos en la ciudad de Guatemala el 6 y 7 de agosto de 1987(…) hemos acordado: Dedicar a las juventudes de América Central, cuyas legítimas aspiraciones de paz y justicia social, de libertad y reconciliación, han sido frustradas durante muchas generaciones, estos esfuerzos de paz.”

Mediante esta inspiradora declaración, los presidentes centroamericanos nos heredan un esfuerzo histórico para consolidar el desarrollo en nuestra región. Hemos heredado el proceso de integración más sólido y cohesionado existente en América Latina, por tanto, nuestra labor no se reserva únicamente a ser expectadores y críticos del avance de la integración, es el momento del relevo generacional en que podemos aportar soluciones factibles que fortalezcan el proceso iniciado hace 65 años. Nuestro criterio y visión debe dejar de ser únicamente nacional-intergubernamental, y debe comenzar a ser regional-comunitario.

Esta reflexión se vuelve pertinente en el marco de la celebración del Día de la Integración Centroamericana, sin embargo, me permito preguntar a la juventud centroamericana: en el mañana, las decisiones que incidan directamente en el proceso de integración recaerán en nosotros, siendo así, ¿hacia dónde debemos orientar nuestro modelo de integración centroamericana?

 

 

[1] http://www.sica.int/consulta/documento.aspx?idn=991&idm=1

[2] http://www.sica.int/consulta/documento.aspx?idn=82646&idm=1

[3] http://www.sica.int/consulta/documento.aspx?idn=94475&idm=1

[4] http://www.sica.int/miembros/miembros.aspx

[5] http://www.sica.int/consulta/documento.aspx?idn=82646&idm=1

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata

25 Ago 2016
Elecciones internas en ARENA
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Elecciones internas en ARENA

18 Ago 2016
¿Quién debe liderar ARENA?
Política | Por: Kevin Sánchez

¿Quién debe liderar ARENA?

9 Ago 2016
¡Basta de cinismo!
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¡Basta de cinismo!