Oportunidades

18 Dic 2014
Oportunidades | Por: Francisco Campos

Emprendiendo en tiempos de crisis

El que tiene corazón de emprendedor distingue donde todos los demás ven una crisis y adversidad una oportunidad para sobreponerse y triunfar.

Reflexionemos por un momento. Sos un joven de veintitantos años, con una mentalidad crítica y con muchas expectativas sobre tu futuro profesional. Tal vez te encontrés estudiando una carrera universitaria con la que tus amigos y tu familia tengan la certeza de que “vas a llegar lejos en la vida” y “alcanzarás las metas que te propongás”. Tu mayor expectativa es que, después de la ceremoniosa graduación, seás un exitoso hombre de negocios, un reconocido ingeniero o un célebre abogado con su propio bufete. Se oye bien, ¿cierto?

La triste verdad es que todo eso, en muchos casos, es solo una ilusión. Para los jóvenes se nos ha complicado sobresalir en el ámbito laboral y empresarial, no solo por el mundo competitivo que nos rodea, sino porque nuestro entorno político, económico y social se ha vuelto cada día más adverso. ¿Pero has pensado por un momento si valdrán la pena tanto esfuerzo y sacrificio? ¿Será cierto que una buena carrera universitaria es el mejor camino para ser exitoso? La verdad es que la respuesta a estas preguntas es una sola y contundente: depende.

Algo que debemos tener claro es que ni el estudio garantiza el éxito, ni el no contar con un título garantiza el fracaso. Muchos han encontrado su verdadera pasión mientras estudiaban en la universidad para luego salirse de ella y cumplir sus sueños. Por ejemplo, Mark Zuckerberg con solo 18 años se volvió multimillonario al fundar Facebook. También Steve Jobs y Bill Gates lo hicieron gracias a los avances tecnológicos. Otros como el español Amancio Ortega, tercer hombre más rico del mundo y fundador de Grupo Inditex (Zara, Pull and Bear y Bershka, entre otros), no terminaron siquiera la escuela.

¿Cómo lo hicieron? ¿Cuál es el secreto para tener éxito en los negocios? Ellos lo hicieron al tener el valor de emprender. Haciendo lo que más les apasiona y tomando los riesgos de ser diferente a los demás. La verdad es que la “carrera emprendedora” no es nada fácil y en países con una cultura empresarial incipiente y un entorno de extrema incertidumbre, es todavía más complicado. Este escenario pesimista, además de carreras universitarias poco prácticas y retadoras, contribuyen a que se pasen por alto o se menosprecien diferentes oportunidades que realmente serían un buen punto de partida para un emprendimiento. También provocan que sigás atrapado en la denominada “carrera de la rata”, preparándote para ser buen empleado toda tu vida.

Es muy cómodo quedarse paralizado culpando a los factores externos de tu situación y de lo que pasa en tu vida. Un emprendedor exitoso no abandona sus sueños, pero es humilde para aceptar sus debilidades y entender sus fortalezas. Es inteligente para superar sus fallas a través de formación gerencial y universitaria, pero tiene que estar consciente de que a pesar del entorno, lo que realmente determina el éxito de una persona es la pasión por lo que hace y el amor al trabajo, independientemente dónde lo aplique. El que tiene corazón de emprendedor distingue donde todos los demás ven una crisis y adversidad una oportunidad para sobreponerse y triunfar. Como lo dijo Antoine de Saint-Exupéry en El Principito: “solo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos”.

20 Nov 2018
Dinora Alfaro se gana el X Premio Ovación de Fundación Poma
Oportunidades | Por: Redacción

Dinora Alfaro se gana el X Premio Ovación de Fundación Poma

29 Oct 2018
¿Buscás trabajo? Sabé de este call center líder a nivel mundial
Oportunidades | Por: Redacción

¿Buscás trabajo? Sabé de este call center líder a nivel mundial

15 Oct 2018
¿Buscás  trabajo?  Esta  es  tu  oportunidad  si  sos  mercadólogo
Oportunidades | Por: Redacción

¿Buscás trabajo? Esta es tu oportunidad si sos mercadólogo

15 Oct 2018
Tomar café te da estos beneficios ¿ya los conocés?
Oportunidades | Por: Redacción

Tomar café te da estos beneficios ¿ya los conocés?