Oportunidades

8 Feb 2016
Oportunidades | Por: Samantha Paredes

“Emprendedor ¿porque puedes o porque es la única opción?”

Nuestro país presenta una de tasa alta de emprendimiento temprano, esto es negocios con 42 meses o menos de operar. El famoso “valle de la muerte” que todo negocio debe superar usualmente para reportar ganancias y subsistir. Sin embargo, contrasta también con una alta tasa de abandono.

Saludos a toda la comunidad emprendedora. Esta semana evaluaremos nuestra actividad desde dos ángulos.

Si decidiste autoemplearte, ¿qué te hizo decidirte? Si se te presentó una oportunidad, ¿qué te permitió hacerla una realidad?

Emprender por necesidad puede ser más impulsivo, porque enfrentas la situación de emprender o sucumbir ante tus responsabilidades financieras o manutención de tu familia. Puede ser también porque tus responsabilidades personales ya no te permiten ajustarte a un horario de trabajo. Necesitas generar un ingreso en el lapso que encuentras un trabajo nuevamente con estabilidad de ingreso. La cantidad de despidos masivos que estamos experimentando, el ciclo corto de estabilidad que un trabajo te plantea o la alta rotación vivida es una preocupación latente en el mercado laboral.

Emprender por oportunidad o motivación es diferente. Tienes las habilidades y conocimiento para atender el segmento de mercado que has seleccionado con una solución innovadora ya formulada. Es un esfuerzo más focalizado, creativo y con mayores probabilidades de éxito. Lo haces por vocación y por dar vida a tu pasión.

Ambos tipos de emprendedores enfrentan limitaciones financieras, es un hecho. No puedo mentirte. De tu determinación y capacidad de aprender constantemente así como, desaprender lo que no agrega a tu negocio dependerá el éxito del mismo.

Esta vez, compartiremos algunas cifras brindadas por el estudio GEM (Global Entrepeneurship Monitor 2014-2015) realizado por la ESEN (Escuela Superior de Economía y Negocios) según el cual el 31% de los salvadoreños entre los 18 y 65 años somos emprendedores.

Nuestro país presenta una de tasa alta de emprendimiento temprano, esto es negocios con 42 meses o menos de operar. El famoso “valle de la muerte” que todo negocio debe superar usualmente para reportar ganancias y subsistir. Sin embargo, contrasta también con una alta tasa de abandono.

Entre las razones por las que emprender es un verdadero reto, se encuentran principalmente: la falta de financiamiento, alto índice de criminalidad o violencia/extorsiones (renta), políticas públicas poco favorables por la burocracia y tramitología, bajo acceso a nuevas tecnologías, pobres programas de apoyo al emprendimiento, así como, baja cultura que fomente actitudes y competencias emprendedoras.¿Qué piensas tú?

El 66% de los emprendedores tempranos encuestados en este estudio manifestaron serlo para aprovechar una oportunidad de negocio y 31% porque carecía de empleo. De los emprendedores establecidos (superados los 42 meses de existencia) el 51% lo son por necesidad. Si diferenciamos por género la brecha es casi nula entre hombres y mujeres.

Datos que llaman la atención en este estudio es que el 23.1% de la población desea emprender en los próximos 3 años siendo un porcentaje bajo comparado con el promedio latinoamericano del 33.8%. La intención se encuentra latente a pesar de las circunstancias.*

La actitud del emprendedor se define por el miedo al fracaso, valoración de sus habilidades, sensación de conocer el mercado, oportunidades en él mismo y/o convencimiento que emprender es la mejor opción.

Esta semana, algunos colegas y emprendedores manifestaron que el emprender es algo “en boga” y hasta trendy para los ojos de quienes lo ven desde fuera. Sin embargo, este es el lado rosa de su realidad. Puede resultar fascinante y atractivo por la libertad que implica: tanto te esfuerzas, tanto puedes lograr. Sin embargo, el riesgo es una premisa que debes aprender a enfrentar cambiando tu mentalidad.

Si sigues pensando como empleado y tienes una alta aversión al riesgo haciéndolo sólo para “ver si da” o “si me va mal cierro” no estás apostando al 120%. Esto significa creer en tu idea no a ciegas sino inteligentemente: minimiza costos fijos y cuida el endeudamiento en su período inicial, esto es necesario para incrementar márgenes, generar capital de trabajo y reinvertir.

Además, algo que considero totalmente necesario: Prepárate. Edúcate. Aprende y reaprende. Conviértete en una mejor versión de ti mismo para que tu negocio se renueve y adapte al mercado generando riqueza. Sé un aprendiz permanente. Tan ávido de conocimiento como un joven practicante de artes marciales con sueños de convertirse en maestro.

“Cuando el conocimiento crece, la oportunidad aparece…”

*Fuente: www.esen.edu.sv/gem

29 Oct 2018
¿Buscás trabajo? Sabé de este call center líder a nivel mundial
Oportunidades | Por: Redacción

¿Buscás trabajo? Sabé de este call center líder a nivel mundial

15 Oct 2018
¿Buscás  trabajo?  Esta  es  tu  oportunidad  si  sos  mercadólogo
Oportunidades | Por: Redacción

¿Buscás trabajo? Esta es tu oportunidad si sos mercadólogo

15 Oct 2018
Tomar café te da estos beneficios ¿ya los conocés?
Oportunidades | Por: Redacción

Tomar café te da estos beneficios ¿ya los conocés?

4 Oct 2018
¿Sabés inglés y querés vender? Mirá la historia de César y aprovechá la oportunidad
Oportunidades | Por: Redacción

¿Sabés inglés y querés vender? Mirá la historia de César y aprovechá la oportunidad