Oportunidades

4 Nov 2014
Oportunidades | Por: Redacción

El precio del matrimonio y del divorcio

Fuente: Litis Asociados

Toda acción tiene sus consecuencias, sean positivas o negativas. Por ejemplo, el matrimonio y el divorcio no son excepción a la regla.  En el caso del primero, es necesario saber vivir para el otro y compartir la vida con alguien más; en el caso del segundo, lo más necesario es aprender a vivir sin el otro. Estas consecuencias no sólo son emocionales, sino también financieras.

Primero debemos aclarar que el matrimonio es, según el Código de Familia, en su artículo 11, “la unión legal de un hombre y una mujer, con el fin de establecer una plena y permanente comunidad de vida”. Gracias al matrimonio puede darse lugar a un grupo familiar, la base fundamental de la sociedad, según lo estable la Constitución de la República de El Salvador.

El matrimonio tiene que ser de mutuo consentimiento y cada miembro de la pareja debe estar respaldado por los derechos de igualdad que la ley le confiere. Además de amor y estabilidad económica, para casarse se debe contar con los siguientes requisitos legales:

1. Acta prematrimonial: en este documento se aclaran las intenciones de matrimonio, datos como el apellido que utilizará la mujer al casarse y los apellidos que utilizarán los hijos de ese matrimonio y el régimen patrimonial. Con el acta prematrimonial se debe llevar los documentos únicos de identidad (DUI) de la pareja y las partidas de nacimiento que deberán ser emitidas, como máximo, dos meses antes de la petición.

En el acta también se aclara el día, lugar y hora en la que se contraerá matrimonio.

2. Testigos: es importante que también se cuente con un mínimo de dos testigos para el matrimonio legal. Estos deben conocer a la pareja y no deben ser parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.

Los testigos deberán presentar las copias de sus DUI para dicho proceso.

Para contraer matrimonio se puede hacer de tres formas, que al mismo tiempo lo categorizan:

a)      Con el procurador general de la República o los notarios, siempre que sea dentro del territorio salvadoreño.

b)      Con los gobernadores políticos departamentales, los alcaldes o los procuradores auxiliares departamentales, siempre respetando de sus jurisdicciones territoriales.

c)      Con los Jefes de Misión Diplomática Permanente y los Cónsules de Carrera en el lugar donde estén acreditados, quienes podrán celebrar matrimonios entre salvadoreños.

 

El divorcio

Esta es una de las dos formas de disolución de un matrimonio, además de la muerte. Según la ley, hay tres tipos de divorcio.

Uno de ellos es el de mutuo consentimiento: cuando la pareja ha llegado a un convenio de separación y manutención de los hijos, así como la liquidación del régimen patrimonial que se haya decidido en el acta prematrimonial. La separación se hace frente a un notario. Este proceso puede tardar de dos a cuatro meses.

El segundo tipo es por separación. Esta debe ser, como mínimo, de un año. Este se diferencia del mutuo consentimiento en que uno de los cónyuges no quiere involucrarse en el proceso de divorcio o no quiere que el otro se involucre (esto último significa que no se entere del proceso de divorcio). Cuando se lleve a cabo el acta de divorcio, se le notificará a un miembro de la pareja para seguir el proceso durante seis meses mínimo. Un Juez de Paz es quien da fe y constancia de la separación, quien antes deberá ser testificada por personas que conozcan a la pareja y su separación.

El tercer tipo es el contencioso (o por diferencias irreconciliables) que se da únicamente cuando se falta a los deberes matrimoniales. Este suele ser el más conflictivo de todos porque no hay convenios claros sobre la custodia de los hijos y su manutención y los bienes patrimoniales. Este proceso debe ser iniciado por el cónyuge que no se vio involucrado en las faltas al matrimonio. Se requiere de prueba documental y testimonial.

Los precios de cada proceso

La cantidad de dinero que se debe pagar por cada uno de estos procesos es diferente y está determinado por la duración que toma el trámite, por la experiencia del notario y su prestigio. El divorcio, por implicar un proceso más engorroso y molesto para los ex cónyuges, suele tomar más tiempo y ser más caro. El matrimonio legal puede costar hasta un máximo de 300 dólares.

El divorcio, en cambio, según los tipos explicados anteriormente puede ser: para mutuo consentimiento entre 300 y 600 dólares; el divorcio por separación, entre 500 y 800 dólares, dependerá de lo complicado que sea comprobar la separación, la incorporación de testigos, la celebración de audiencias y la distancia del juzgado; y el divorcio contencioso, entre mil y mil 600, dependerá de lo complicado del proceso en términos de acuerdos y disolución del régimen patrimonial. Requiere mucho más trabajo.

19 Jul 2017
Acá te contamos cómo te podés hacer gerente de cuentas antes de los 30 años.
Oportunidades | Por: Redacción

Acá te contamos cómo te podés hacer gerente de cuentas antes de los 30 años.

19 Jul 2017
ESEN lanza CiES 2017: “CEREALÍZATE: Let’s make cereal business”. Sabé cómo participar
Oportunidades | Por: Redacción

ESEN lanza CiES 2017: “CEREALÍZATE: Let’s make cereal business”. Sabé cómo participar

12 Jul 2017
Diversidad, inclusión y equidad es lo que desarrolla mejor a un país. Sabé más
Oportunidades | Por: Redacción

Diversidad, inclusión y equidad es lo que desarrolla mejor a un país. Sabé más

11 Jul 2017
¿Querés comprar “online” y querés hacerlo gratis? Sabé más
Oportunidades | Por: Redacción

¿Querés comprar “online” y querés hacerlo gratis? Sabé más