Oportunidades

10 Abr 2013
Oportunidades | Por: ADN Branding

Conociendo al consumidor

Una marca exitosa está siempre acompañada de un consumidor satisfecho. ¿Sabemos quiénes están consumiendo nuestros productos y servicios? Si estamos en proceso de construcción de nuestra empresa,  ¿tenemos definido nuestro cliente ideal?

Uno de los consejos que siguen las marcas que se convierten exitosamente en lovemarks, o “marcas amadas por sus consumidores” acorde a Kevin Roberts,  es entender qué quiere y necesita el consumidor, respondiendo positivamente a  la pregunta: ¿por qué me van a creer?  Descifrar la mente de los potenciales clientes no es una tarea sencilla, pero el camino es gratificante para las marcas  cuando logran estar en el top of heart  de las personas; según el portal Zorraquino  “están en el top of heart aquellas  marcas que ocupa una posición privilegiada en el afecto del público”.

Conocer el consumidor es una actividad que supone más allá de saber cuál es su estado civil, género, edad y lugar de residencia; hoy en día, es más relevante entender motivadores de compra, sentimientos que se generan al hacer uso de mi producto, momentos de consumo, grupos sociales y de referencia que influencian a mi target, cultura a la que pertenece, tendencias que sigue, entre otros. Sólo así lograremos no únicamente tener un perfil demográfico (que también es importante), sino que, contaremos con una radiografía psicográfica más completa.

Es importante tener en mente que la única verdad la tiene el consumidor, el valor y connotaciones  que éste le asocie a nuestra marca va a terminar por construirla y definirla.  Si nuestra compañía quiere saber si la marca es “cool”, basta con consultar con los usuarios para que respondan a la interrogante. Una vez tengamos mapeado cómo piensa y siente nuestro potencial cliente, actuaremos de manera más acertada y maximizaremos los recursos de la empresa.

Actualmente existen diversas herramientas y métodos que nos pueden acercar al corazón de nuestros usuarios. El diagnóstico de marca y la investigación son nuestros poderosos aliados, ya que nos permiten salir del trabajo de escritorio para hacer una labor de campo. Tradicionalmente hemos aprendido a obtener la data y estadísticas relevantes de nuestros clientes a través de la metodología cuantitativa: encuestas cara a cara, sondeos, observación con métricas específicas, entre otros; y la información relacionada a los gustos y preferencias la extraemos de la metodología cualitativa: entrevistas a profundidad, Focus Group, observación no participante, cliente oculto, entre otros.  Ahora bien,  es importante determinar nuestro tipo de cliente (personal u organizacional) para idear la metodología de investigación más apta.

En definitiva, una marca es exitosa cuando descifra la necesidad oculta en el consumidor para satisfacerla con un producto y/o servicio ideal. Asimismo, acompaña este descubrimiento con una estrategia de comunicación que conquista el pensamiento de nuestro segmento objetivo.  En este sentido, es importante comprender cómo habla, piensa y siente nuestro target y convertir éstos insights en publicidad y marketing impactantes; así como en estrategias de distribución y precios más oportunas.

Finalmente, conocer al consumidor permite a los gerentes de cualquier tipo de marca: (consumo masivo, exclusivo, intensivo e industrial),  hacer una mejor labor de marketing y ventas. Las decisiones que se generen respecto a nuestro segmento clave, generan un impacto en todos los departamentos de  nuestra empresa determinando el éxito o fracaso de la misma.

 

 

10 Mar 2017
Aprovechá el tiempo
Oportunidades | Por: Redacción

Aprovechá el tiempo

9 Mar 2017
Arte y Cultura
Oportunidades | Por: Redacción

Arte y Cultura

9 Mar 2017
Teatro y danza
Oportunidades | Por: Redacción

Teatro y danza

22 Feb 2017
Si querés tener tu primer empleo, tené en cuenta esta ley
Oportunidades | Por: Redacción

Si querés tener tu primer empleo, tené en cuenta esta ley