Oportunidades

26 Mar 2013
Oportunidades | Por: ADN Branding

¿Cómo construir la imagen de una nueva empresa?

Si estás pensando en poner tu propio negocio, cualquiera que sea: panadería, taller, salón de belleza, barbería, cibercafé o restaurante; no importa la naturaleza de tu idea, con este artículo queremos ayudarte a comenzar a construir la imagen de tu empresa, aún cuando apenas exista sólo en tu cabeza, eso ya es un comienzo.

Lo primero que solemos pensar cuando estamos por emprender, es en el nombre que debemos elegir para nuestro negocio/producto. Pensar en el nombre de una empresa puede ocupar mucho tiempo, ya que es una tarea tan creativa como estratégica.  Es por ello que el propósito del presente es  ayudarte a encontrar el camino más ordenado para iniciar tu empresa: nombre, logotipo, comunicación, atención al cliente… todo es importante para construir una marca. Algunos puntos para que vayas tomando nota:

 

 

 1.      Analiza a la competencia

Este punto parece sacado del libro “El arte de la guerra” de Sun Tzu, pero a decir verdad es más común de lo que creemos. Analizar a la competencia puede darte un punto de partida valioso siempre y cuando el objetivo sea  encontrar el convencionalismo de la categoría, que no es otra cosa que determinar qué es aquello que los demás hacen “similar” para poder así marcar una diferencia.

 2.      Encuentra un diferenciador

Una vez analizada la competencia, busca un diferenciador para tu empresa (Un valor agregado del que carezca la competencia), algo que sea fácil de reconocer y por lo que quieras que la gente te identifique. Existen diferenciadores racionales como el buen servicio al cliente, precios más bajos, mejor calidad, salas más grandes, más parqueo, etc. Pero también los hay emocionales, como la cercanía, la especialización, la solidez, etc. Lo más importante que debes considerar es que el valor agregado de tu empresa debe ser real y debe construirse día con día.

 3.      Los posibles clientes

Conocer al cliente/usuario es vital para el éxito de una empresa/marca. Te permitirá desarrollar estrategias y canales de comunicación más efectivos. Intenta escribir cómo sería el cliente ideal para tu negocio o el consumidor idóneo de tu producto: cómo se viste, en qué trabaja, qué hace en su día a día, cómo se transporta, dónde vive, etc. Preguntas como éstas te ayudarán a descubrir cuales son los intereses, gustos y preferencias de tu público objetivo; así podrás diseñar estrategias que conecten y los atraigan.

 

4.      Piensa en un nombre

¡Ahora sí! Este es un buen momento para pensar qué nombre ponerle a tu negocio, ni antes ni después. Gracias a la investigación de la competencia, al posicionamiento dado por el diferenciador y al conocimiento del cliente, la tarea de pensar en un nombre debe volverse tanto creativa como estratégica. Procura pensar en un nombre fácil de pronunciar, fácil de recordar y que sea amigable. Intenta separarte lo más que puedas de los nombres de la competencia, esto te ayudará a construir una mejor identidad para tu empresa. ¿Qué nombre ponerle a tu empresa?

 

 5.      El logotipo

El desarrollo del logotipo es de suma importancia y no debe tomarse a la ligera. El objetivo de un logo es acompañar a la empresa/producto durante mucho tiempo, por ello es una tarea que debe delegarse a un diseñador gráfico o especialista en el tema. Lee más en el artículo: La importancia del logotipo.

 

6.      Ármate de un equipo que crea en tu idea

Aún si tu equipo tiene una persona o veinte, no hay nada como contar con personas que te ayuden a tirar del mismo lado la cuerda.

 7.      El lugar

El ambiente que se genera al entrar en un lugar influye inmediatamente en las emociones y el comportamiento de las personas. No importa si cuentas con un local pequeño o grande, la imagen de tu negocio debe mantenerse limpia e impecable. Utiliza recursos como luz y color para generar espacios agradables a las personas, siempre y cuando éstos mantengan una relación con la imagen de tu logotipo y de tu empresa.

 8.      Todo comunica

Aprovecha todos los recursos con los que cuentas para posicionar tu marca: un saludo a la entrada, los uniformes de tus colaboradores, la fachada del local, etc. Todo comunica aún cuando no intentes que así sea, por eso, es mejor sacarle el mejor provecho a cada espacio. La importancia de la imagen.

 

9.      Desarrolla, revisa y corrige

Emprender es un reto enorme pero al mismo tiempo un viaje espectacular; con aciertos y desaciertos, el aprendizaje está garantizado. Desarrolla ideas, échalas a andar, realiza pruebas y corrige los errores. Las personas más exitosas no son las que no se han equivocado nunca, sino las que han abrazado el aprendizaje de cada experiencia. Recuerda una de las frases más conocidas de Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

18 Oct 2017
Hacé ejercicio y apoyá a jóvenes que quieren ser profesionales. Conocé sus historias
Oportunidades | Por: Redacción

Hacé ejercicio y apoyá a jóvenes que quieren ser profesionales. Conocé sus historias

18 Oct 2017
¿Sos emprendedor y querés saber cómo promover mejor tu producto? Leé más
Oportunidades | Por: Redacción

¿Sos emprendedor y querés saber cómo promover mejor tu producto? Leé más

16 Oct 2017
Las 12 preguntas que tenés que hacerte antes de entrar a la universidad
Oportunidades | Por: Redacción

Las 12 preguntas que tenés que hacerte antes de entrar a la universidad

13 Oct 2017
Carrera Pro Becas vuelve por sexto año consecutivo ¡Participá y ayudá a que más jóvenes estudien!
Oportunidades | Por: Redacción

Carrera Pro Becas vuelve por sexto año consecutivo ¡Participá y ayudá a que más jóvenes estudien!