Oportunidades

19 Jun 2014
Oportunidades | Por: Sonia de Belloso

Bajar o copiar información y adjudicarla como tuya es un AMAÑO

Así de grave como robar es copiar  documentos que están en la red, libros, revistas o documentos. El plagio es también penado por la legislación.

Quiero comenzar haciéndote algunas preguntitas: ¿Te enfureciste cuando te diste cuenta lo que hicieron algunos jugadores de nuestra Selecta que tanto queremos? ¿Fuiste de los que despectivamente los atacó en redes sociales? ¿Te parecieron totalmente incorrectas algunas acciones de los jugadores de ese momento?

Apuesto a que todos coincidimos en “sí” y reprendemos ese tipo de hechos que no valen la pena traer a colación de nuevo. Pero quería poner un ejemplo drástico de lo que comúnmente llamamos “amaños” y una reflexión inicial para comenzar a platicar de lo que trata este texto.

Hoy en día, la tecnología nos facilita muchísimas cosas, entre ellas el acceso a la información. Tenemos lo que sea a nuestro alcance, nuestro buen amigo Google nos ayuda a encontrar de todo, lo que hace mucho  más fácil  la investigación para un sinfín de trabajos.

En el ámbito estudiantil, el acceso a la información puede ser beneficioso o propicio a cultivar la pereza, pues el internet es una fuente rica y extensa ante cualquier tema que estemos investigando, más no significa que podemos copiar tal cual lo que encontramos. Si lo hacemos estamos cometiendo un plagio.

Lo que quiero dejar claro es que existe una gran diferencia entre tomar referencias y plagiar por completo lo que estás investigando y lo que vas a presentar. Te expongo algunas diferencias:

Tomar referencias

Plagiar

Te sirve de apoyo para desarrollar tus trabajos, presentaciones.

 

Es una copia; lo tomas tal cual.

Puedes mencionar tus fuentes: nombres de autor, páginas web, artículo de revista tal, entre otros.

 

No das crédito de dónde lo tomas ni de quién lo tomas.

A tus textos les cambias las palabras y el orden de acuerdo a tu propia investigación.

No cambias nada. Trascribes como encontraste los textos, es decir, las famosas frases copy y paste.

 

Haces referencia a tus hallazgos y compararas con lo que encontraste.

 

No te importa y piensas que es lo mismo y lo pones tal cual.

 

En la actualidad, muchos estudiantes caen en la pereza y no investigan. Se adjudican como propios textos, estrategias, planes, acciones que simplemente bajan de internet. Este es un llamado a la reflexión pues al cometer plagio, además de faltar a la ley, se comete algo muchísimo más grave: la formación vaga e irreal de un profesional que se engaña a sí mismo dando “copiar y pegar” a lo que alguien ya analizó y expuso. No caigas en la forma cómoda y fácil de hacer las cosas, el perjudicado siempre vas a ser tú. ¡No caigas en el amaño!

19 Jul 2017
Acá te contamos cómo te podés hacer gerente de cuentas antes de los 30 años.
Oportunidades | Por: Redacción

Acá te contamos cómo te podés hacer gerente de cuentas antes de los 30 años.

19 Jul 2017
ESEN lanza CiES 2017: “CEREALÍZATE: Let’s make cereal business”. Sabé cómo participar
Oportunidades | Por: Redacción

ESEN lanza CiES 2017: “CEREALÍZATE: Let’s make cereal business”. Sabé cómo participar

12 Jul 2017
Diversidad, inclusión y equidad es lo que desarrolla mejor a un país. Sabé más
Oportunidades | Por: Redacción

Diversidad, inclusión y equidad es lo que desarrolla mejor a un país. Sabé más

11 Jul 2017
¿Querés comprar “online” y querés hacerlo gratis? Sabé más
Oportunidades | Por: Redacción

¿Querés comprar “online” y querés hacerlo gratis? Sabé más