Opinión

30 May 2017
Opinión | Por: Caleb Padilla

Zombies en la realidad

Muchas películas, libros, series, animaciones, leyendas y más nos hablan de lo que la mayoría conoce como “zombies”, donde se representan seres en un estado de muerte cerebral, pero que aún sus instintos los mueven a querer devorar carne humana. Y no sintiendo ningún tipo de emoción, ni dando signos de razonamiento, ellos caminan y comen lo que hay en su entorno. No les importa nada, ni les interesan los demás porque simplemente los ven como carne. A los otros zombies simplemente no les prestan atención porque ya no son carne viva, no sienten dolor por lo que pueden dañarlos y atropellarlos ¡No sienten nada!

Ahora me pregunto, ¿Será que ya existen zombies a nuestro alrededor? Piensen en las características de los zombies y comparemos

¿Existen personas que quieren aprovecharse de otras (o comérselas)? ¿Hay personas que no les importa el sufrimiento de otras (es decir, nada de emoción)? ¿Hay personas que parecen no razonar, no reflexionar acerca de la realidad (o no analizan lo que sucede)? ¿Hay personas que solo piensan en sí mismas en la vida (que caminan sin ver a los demás)? ¿Hay personas que solo piensan en alimentarse ellas y no les interesa el hambre de los demás (es decir, comer por instinto)? ¿Hay personas que no observan los desastres sociales, políticos, ambientales y económicos en su entorno (y prefieren ignorar todo)? ¿Hay personas que les pueden violentar sus derechos, corromper los valores, ocultar una verdad y no dicen nada (es decir, los pueden dañar, atropellar y parecen no sentir nada)?

Si a la mayoría de preguntas respondiste de manera afirmativa, si no es que a todas, pues déjame decirte que estamos viviendo en una sociedad que cada día se está volviendo “zombie de la realidad”; que, día a día, parece mutar ese virus que va afectando a cada vez más personas.

Tristemente, este artículo será leído por quienes no se consideran aún enfermos. Son pocos los que aún pueden dedicar tiempo para reflexionar; los que aún se preocupan por la realidad; los que quieren encontrar una cura para esta enfermedad, pero parece que no se pueden encontrar. Cada día alguien logra contagiar a más personas y las vuelven “zombies de la realidad”; pero, conociendo nuestra realidad, es hora de buscar la manera de curar esta epidemia que afecta sociedades enteras.

Debemos de convertirnos en la resistencia, para juntos poder intercambiar ideas, pensamientos, propuestas, proyectos y donde podamos cooperar para poder transformar esta enferma realidad que tenemos. Una de las soluciones es volvernos un antígeno con nuestros comportamientos, palabras, hábitos y valores. Los zombies persiguen sin razonar y de manera individual, ya que aunque son muchos todos quieren simplemente comer sin coordinarse, ni apoyarse. El inicio de nuestra resistencia debe ser pensando en el bien común, el apoyo, la solidaridad, la cooperación, la integración, la educación, la planificación, entre muchas que por obligación debemos hacer para iniciar a cambiar la realidad que tenemos.

¿Te parece difícil o imposible? Pues déjame decirte que desde el momento que te das por vencido es porque te volviste uno de ellos, una simple presencia que no aporta, pero sí perjudica. La esperanza está en todos nosotros que somos conscientes de resistir a este virus, que su único objetivo es destruir y manipular a toda una sociedad.

Te reto para que me des una razón lógica para dejar que tú, tu familia, tu país, tu planeta se conviertan completamente en “zombies de la realidad”.

Te invito para que decidas volverte parte de la resistencia. No podemos continuar siendo parte de una sociedad que cada día se vuelve más un simple adorno, tenemos que despertar y ser los agentes de cambio para que nuestro país y región salgan adelante, participe y proponga.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más