Opinión

27 Dic 2012
Opinión | Por: Oswaldo Serrano

Yo no olvido el año viejo…

Diciembre es el mes de las muestras de cariño, abrazos y compartir con los que más queremos. También es una época en la que muchos reflexionan sobre lo bueno y lo malo que deja el año que termina en sus vidas; otros pensamos en las cosas que debemos mejorar y lo que nos proponemos para el próximo (típico: “me voy a poner a dieta”), y otros piensa en cosechar éxitos aún mayores luego de haber sido bendecidos con excelentes noticias durante el año.


Esta manera de pensar y ver las cosas, también la podemos poner en práctica en un pensamiento de nación. Lo que nos deja este año como país, lo bueno que le sucedió al país, y los deseos que tenemos para el año que vamos a comenzar, qué camino queremos que tome nuestro El Salvador.


Todos podemos hacer este ejercicio, pensar en los aciertos y buenas acciones que se generaron en nuestro país, qué hicieron bien nuestros dirigentes, qué acciones mejoraron de alguna manera nuestra vida, pensando en lo económico y social, qué rumbo lleva nuestra nación.  Y aunque no es muy agradable, también reflexionar sobre lo malo que ocurre en nuestra sociedad, lo que nos afecta de forma directa o indirecta, y como nosotros podemos hacer algo para cambiar nuestra realidad.


En lo particular, como joven me llena de satisfacción ver cómo durante este año, muchos más nos involucramos en los temas de país, y como la juventud pasó a la acción para hacer valer su opinión, pasamos a ser incluidos y escuchados al ver que queremos un mejor mañana. Por ejemplo, pudimos ver cómo jóvenes organizaron manifestaciones pacificas como el “zapatazo limpio”, se involucraron en movimientos tipo “Indignados SV” entre otros. De igual forma, en las pasadas elecciones la juventud tuvo un papel importante.  


Con más de cinco millones de propósitos y buenos deseos de parte de los salvadoreños, El Salvador puede lograr grandes cosas en el 2013 y en los años que vienen. Todos podemos ponernos metas personales que sumen a un bien colectivo. Debemos crear conciencia que estas pequeñas medidas pueden ayudar a vivir de una mejor manera. Dicen que una sola golondrina no hace verano, ¿pero se imaginan millones de ellas volando en un mismo sentido?


¿Cuáles son esas simples acciones que pueden ayudar enormemente nuestra calidad de vida? Algunas que podemos mencionar son: tratar de contaminar menos nuestro medio ambiente, ser responsable con la administración de recursos, fomentar la paz en nuestras comunidades, ser tolerantes, entre otras. Estas simples decisiones pueden mejorar de gran manera nuestro entorno


Los propósitos de superación dependen de las acciones que nosotros mismos tomemos para alcanzar estas metas, por lo que no está demás pensar en nuestro país y cómo podemos colaborar construyendo un mejor lugar basándonos en acciones que cada uno puede tomar.


Que no se pierda la bonita costumbre de compartir con nuestras familias, regalo abrazos y sonrisas, pero también añadamos y compartamos con ellos la idea de no solo generar el bien para nosotros mismos, de decir este año si rebajo, este año que viene si me compro esto, este año si me consigo novia, este año que viene me voy a casar… Los invito a pensar en cómo podemos abonar a construir un mejor país desde la forma más sencilla como son los con propósitos de año nuevo.

 
13 Ene 2017
De la paz negociada, a la paz consensuada.
Opinión | Por: Kevin Sánchez

De la paz negociada, a la paz consensuada.

13 Ene 2017
Nuevos Acuerdos
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Nuevos Acuerdos

12 Ene 2017
¿Por qué es importante recordar los Acuerdos de Paz?
Opinión | Por: Óscar Melgar

¿Por qué es importante recordar los Acuerdos de Paz?

11 Ene 2017
25 años de Paz
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

25 años de Paz