Opinión

16 Abr 2015
Opinión | Por: Herbert Escoto

Y líbranos de todo mal… ¡Gobernante!

¿Del 1 al 10 con qué nota calificaría la gestión del presidente Salvador Sánchez Cerén? Califíquelo y hágale saber su nota. Al parecer se invirtieron los papeles, el que antes era profesor ahora tiene mucho que aprender y corresponde a nosotros enseñarle lo mucho que ignora.

La pasividad con la que este gobierno ha afrontado la violencia raya lo absurdo. Esta pasividad es comparable a la incompetencia y cobardía. Al igual que el avestruz, el gobierno prefiere esconder la cabeza ante el peligro y la realidad en lugar de afrontarla. (El mito del avestruz es falso, en realidad esta ave no esconde su cabeza en un hoyo ante el peligro, lo que sí hace es bajar la cabeza al nivel del suelo para pasar desapercibido ante el peligro. De igual forma, cualquiera de las dos versiones es útil para ilustrar el comportamiento del gobierno).

¿Por qué una persona decide optar por la Presidencia? Las razones pueden ser muchas, algunas honestas y otras no tanto. Pero creería que una persona decide ejercer este cargo porque cuenta con un liderazgo notorio y competencias que hacen que destaque entre otras personas. La iniciativa es sin duda una virtud que debe ser casi inherente al cargo.

El presidente de la República es muchas cosas: Comandante General de las Fuerzas Armadas, Jefe de Estado, encargado de dirigir la defensa del Estado y seguridad pública por medio de los ministerios correspondientes, una persona con amplias facultades para la ejecución de la Constitución y las leyes, excelente orador, instruido en el arte de la gobernanza, competente para implementar soluciones a los problemas, etc. Aparentemente, el presidente de la República se ha convertido en muchas cosas: inaugurador oficial de eventos, excelente jugador de escondelero y un activo funcionario que no se duerme en eventos.

¿Por qué la violencia no se trata con la urgencia que merece? Por miedo, incompetencia y falta de coraje, pero sobre todo por indiferencia. La indiferencia de los gobernantes ante esta realidad demuestra que sus intereses están en otra parte. La pasividad del presidente demuestra dos cosas: que no tiene soluciones y que no tiene voluntad de querer encontrar una.

¡Qué alguien despierte al presidente! Alguien debe traerlo de sus dulces sueños y decirle que el país maravilloso en el que finge vivir no existe. ¡No existe! Es hora de que pronuncie sus medidas para garantizar la seguridad pública, si es que las tiene. Es momento de que dé la cara con más frecuencia, y que despida a esos asesores que lo esconden porque saben que siempre mete las patas. Es hora que refleje su verdadero rostro y que sus votantes lo vean y que ellos decidan.

La realidad no se cambia con palabras bonitas. La realidad se cambia con trabajo, de ese que cachimbea físicamente a las personas pero que deja las conciencias tranquilas y satisfechas. De esa forma se debe trabajar la violencia, con voluntad y esfuerzo. Un año de esta Presidencia ha dado muchas lecciones para el futuro, los cuatro años restantes serán prueba para demostrar que estas lecciones fueron aprendidas. Muchas son las personas que exigen gobernantes competentes y las personas que en este momento están al cargo simplemente no han dado el ancho.

¿Del 1 al 10 con qué nota calificaría la gestión del presidente Salvador Sánchez Cerén? Califíquelo y hágale saber su nota. Al parecer se invirtieron los papeles, el que antes era profesor ahora tiene mucho que aprender y corresponde a nosotros enseñarle lo mucho que ignora.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida