Opinión

29 Dic 2015
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

¿Vale la pena celebrar?

Las personas pareciéramos valer nada en El Salvador. Los Derechos Humanos parecen ser un privilegio de pocos y sobrevivir en el Pulgarcito de América se ha convertido en un verdadero milagro. ¿Será que vale la pena celebrar?

Recuerdo la primera columna que escribí para Medio Lleno donde preguntaba si ¿Aún hay esperanzas?  a pesar de toda la situación de violencia que estamos viviendo en el país.

En esa columna dejaba claro que aún existen jóvenes que luchan por un mejor El Salvador, que trabajan en lugar de robar,  que se están preparando y que desean ser parte de la solución y no del problema. Sí, aún existen ese tipo de jóvenes.

Hoy, cuatro meses después de haber escrito mi primera columna, me hago la misma interrogante ¿aún hay esperanzas?

Esta época de fin de año siempre es un espacio propicio donde podemos escuchar en los diferentes medios de comunicación o ver en las redes sociales mensajes inspiradores sobre éstas festividades.

Frases de buenos deseos para el año que viene, mensajes de “amor y paz” que nos motivan a compartir con nuestros seres queridos y a “celebrar” son solo algunos ejemplos de lo que se puede ver y escuchar para esta época.

Personalmente este fue un año increíble. Gracias a Dios tengo a mi familia conmigo.  Tuve la oportunidad de culminar con éxito mi cuarto año de la universidad y estuve por varias semanas en los Estados Unidos donde fui parte de un intercambio estudiantil para jóvenes latinoamericanos. En esa experiencia pude visitar lugares a los que nunca imaginé  ir pero también conocí personas maravillosas de las cuales aprendí mucho.

Sería muy egoísta de mi parte quejarme, pues mientras para unos éste fue un año maravilloso para otros el 2015 se convirtió en un verdadero calvario. Es en este punto donde las dos caras de la moneda se hacen visibles.

Este año nos dejó estadísticas realmente estremecedoras sobre asesinatos, desapariciones, violaciones y más hechos que marcan la realidad del pueblo salvadoreño.

Me estremece sólo pensar en todas las víctimas de la violencia pero aún más en cómo sufrieron ellos y sus familias. ¿Será que vale la pena celebrar cuando este año cerrará con más de 6,000 homicidios?

Al pensar en todo esto me pongo a analizar ¡Qué difícil es poder celebrar en medio de tanto luto! Para algunos esto no tiene mayor relevancia pues pasarán este fin de año en familia, teniendo qué comer y qué vestir. Sin embargo, para otros el fin de año será solo “un día más” en sus tristes vidas, recordando a aquellos seres queridos que la violencia les arrebató.

¿Qué haremos ante esto? Lo único que nos queda es poner nuestras esperanzas en Dios. Pues ya las hemos puesto en el gobierno, en las autoridades,  en todas las instancias responsables de velar por la seguridad y justicia en el país, pero nadie hace nada.

Tomémonos aunque sea un par de minutos para ver la realidad del otro, y esto no para tenerles lástima sino para solidarizarnos como hermanos salvadoreños.

Alguien en estos momentos necesita una palabra de aliento, tú puedes dársela. Alguien quizá necesite de una oración para pedir por la protección de su familia, tú puedes orar. Alguien urge hoy de una sonrisa que le cambie el día, tú puedes sonreírle a esa persona.

Quizá después de tanto dolor y luto no valga la pena celebrar pero sí hacer pequeñas acciones que logren grandes cambios en la vida tuya y la de los demás.

A pesar de todo lo que hemos vivido como país yo deseo de corazón que el año que viene sea mejor que este y que las bendiciones de Dios vengan a tu vida hasta que sobren y abunden. Feliz año nuevo.

 

  • Juan Perez

    El pais se encuentra en medio de una gran crisis de Inseguridad Publica y el gobierno ya demostró claramente su incompetencia para resolver el problema. Los jovenes valientes y que aman a su pais no tienen otra opcion que organizarse y trabajar juntos para que el gobierno actual renuncie inmediatamente. De lo contrario, no habrá mas pais para las futuras generaciones.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más