Opinión

1 Feb 2018
Opinión | Por: Karen López

Una paz que no se traduce

La construcción de paz puede partir de un concepto estructurado, de un pensamiento instintivo o de un sentimiento profundo. ¿Qué es paz en este país, en nuestro país?

Según la Real Academia Española, el significado de PAZ es la situación y relación mutua de quienes no están en guerra, la tranquilidad y quietud de los Estados en contraposición a la guerra o a la turbulencia, el sosiego y buena correspondencia de unas personas con otras; especialmente en las familias, en contraposición a las disensiones, riñas y pleitos o el genio pacífico, sosegado y apacible.

Podemos definir emociones que puedan contraponer las definiciones y ver un poco más adelante, y basta con sumergirnos en nuestra realidad, la realidad de todos, la realidad segmentada que se vive por porciones.

A eso ya nos estamos acostumbrando. Como ciudadanos está bien reflexionar pero estaría mejor si cada uno de nosotros construimos paz, allí adonde estamos, en el lugar dónde vivimos y con las personas que vemos a diario. Debemos construir paz en los lugares en los que nos movemos y dejar algo de nosotros para que estas acciones se sigan replicando con otras personas.

Al final la construcción de paz lo hace cada individuo. Hagamos cambios, fomentemos la paz. Ya basta que otros piensen por nosotros y decidan el lugar, y el momento para hacerlo. Porque al final de cuentas los que tienen el poder de llevarlo a un nivel mayor en estos momentos no está dentro de sus prioridades, porque pueden seguir viviendo mientras no toquen sus intereses.

La paz no sólo significa ausencia de guerra, sino que implica tener un entorno libre de toda forma de violencia. Hablar de paz, implica reencontrarse con aquella armonía perdida en nuestro interior. Es decir, es el camino que debe llevarnos a respetar,  aceptar y tolerar a los demás. La conquista de la paz y la felicidad, está en el interior de cada persona. Así lo define Armando Hernández Cruz.

Decidir fomentar paz en el país no sólo hará de nosotros una mejor persona, sino que además hay algo bueno que estaremos implementando en nuestras futuras generaciones. No necesitamos que alguien venga y aplauda nuestras acciones. Porque no es algo superficial, es un fomento real de cambio y sólo eso. Potenciemos la paz y el resto lo trabajamos en el camino.

Fuente: Artículo sobre paz.  https://lasillarota.com/opinion/columnas/la-importancia-de-la-paz-en-el-mundo/134827

16 Ago 2018
El fin del petróleo en El Salvador
Opinión | Por: Caleb Padilla

El fin del petróleo en El Salvador

16 Ago 2018
¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?
Opinión | Por: Verónica Ruiz

¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?

14 Ago 2018
Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo

10 Ago 2018
¿Qué nos conviene más?
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

¿Qué nos conviene más?