Opinión

13 Mar 2017
Opinión | Por: Karen López

Un acto de apatía con buena intensión

Formas de querer justificar el encarcelamiento, el maltrato y la osadía de cerrar un espacio con diferentes especies de animales y pretender que todo está bien es una acción absurda en un mundo tan relativo.  Vida silvestre o “diversión” ¿a costa de qué?

Sin aras de pretender ser especialista en la materia o de contradecir opiniones, comparto mi posición.  Al pensar la causa de un zoológico tan sufrido, la única diferencia entre ellos y nosotros es que a ellos les hemos arrebatado el derecho de decidir qué hacer con su vida.

El problema es real, la página de Secultura describe de forma textual que “el zoológico trabaja para generar espacios de participación que contribuyan a la formación de la conciencia del ser humano y del desarrollo sostenible, orientados al respeto y protección de los recursos naturales e identidad cultural, por medio del rescate y difusión de valores, basados en la recreación, educación, conservación e investigación.”

Pero los animales que se encuentran en el zoológico mueren, en muchos casos, no porque llegan al fin de su ciclo de vida. Existen diferentes hipótesis, como, por ejemplo: la mala alimentación, el mal cuido, los pocos recursos que poseen o la casi nula atención especializada que se les brinda.

Sobre esto seré breve, ahora que ellos se encuentran ahí dentro pertenecen a este país que a veces suele ser cruel y ambos compartimos problemas del contexto que nos afectan. Hay mucho que trabajar, tenemos problemas en todos los sectores y sabemos que cada año son nuevos retos para que nuestras familias vivan dignamente, para que nuestros hijos tengan una educación ejemplar, para que el país se desarrolle, para que la violencia cese y que la inversión sea mayor, y las deudas disminuyan.

¿Por qué si no podemos cuidar de nosotros mismos, pretendemos cuidar de ellos? No es malo no estar preparado para hacerlo bien, lo que es pésimo es saberlo y no hacer nada. Dejémoslos ir. Ellos también quieren ser felices y nada puede recompensar eso. Busquemos soluciones con las que no tengamos que dañarlos, con la que no tengamos la penosa tarea de decidir por ellos.

La empresa Magic Leap ha creado un proyecto de experiencia virtual en 7D para Japón y Dubái como una respuesta a las denuncias del maltrato animal; pensemos fuera de la caja. Podemos hacer cosas diferentes, como la que se encuentra en este video.

Aclarando: esto no es sólo por la muerte de “Gustavito”, es por los que murieron antes, por los que pueden morir posteriormente y por todos aquellos que anhelan una vida de libertad; porque ojalá en otra vida los problemas se resolvieran con buenas intenciones. Hagamos las cosas bien.

  • Conejo Luis

    Amiga, dejamos ir también a todos los animales que hay en Furesa? Y a los que hay en el zoo “La Aurora” de Guatemala?
    Estamos hablando del zoo nacional de El Salvador, o esto es aplicable a cualquier zoo?
    Yo pienso que, el debate debiera ser: dejamos que las cosas se sigan haciendo mal, o nos hacemos cargo (tod@s) y empezamos a hacerlas bien.
    Pero dejar de hacerlas, no creo que sea la solución.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más