Opinión

1 Mar 2017
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

Tenemos lo que merecemos

“Cada pueblo tiene el gobierno que merece”

-José de Maistre

 

Este artículo va para ti, el que crítica a cada uno de los diputados y funcionarios públicos cada vez que tiene la oportunidad; para ti, el que cree que los empleados públicos son personas sin corazón que únicamente viven de tus impuestos. Este artículo es para ti, el que al final de cuentas, en tiempo electoral, siempre vota por los mismos.

El pueblo tiene lo que se merece y las conductas de los salvadoreños son un reflejo de dicha afirmación; ejemplo de esto fue lo que recientemente vimos en las redes sociales sobre las acciones de los conductores, en contra de las indicaciones de gestores del tráfico del VMT, agentes que no cuentan con la facultad para imponer multas hacia los conductores. La inexistencia de esta facultad genera que los conductores puedan desacatar las indicaciones que los agentes realizan para ordenar el caos vehicular, ese que tanto caracteriza a El Salvador, que este pequeño ejemplo sea un medio para el mensaje que quiero transmitir.

Ya basta de lavarnos las manos sobre los problemas del país, no importa la cantidad de errores y malas decisiones que el gobierno salvadoreño tome. Debemos recordar que somos nosotros los culpables que ostenten el poder y se basa en nuestras decisiones, y conductas sociales que el tira y afloja político funciona; no olvidemos que, para los partidos políticos nada es más importante que tú. Olvídate de los grupos de poder y los grupos de presión, tú eres lo que hace funcionar los engranajes políticos.

Con estas dos ideas básicas ya podemos ir hilando el mensaje que pretendo transmitir, porque estoy seguro que esas personas que consideraron una mejor decisión el desobedecer las instrucciones de los gestores del tránsito del VMT, son los más fáciles de convencer para mantener viva la polarización nacional.

Dicen que El Salvador está lleno de gente buena y solo una pequeña minoría representa las manzanas podridas del sistema, pero creo que nos estamos sobreestimando. No me da miedo generalizar cuando digo que todos hemos buscado el camino más sencillo y rápido, y si nadie está cerca, el ilegal, no solo para tratar con el Estado, sino también en nuestra rutina diaria.

Esos momentos en los cuales conduces en sentido contrario en el tráfico para adelantarte algunos metros, no eres mejor que aquellos funcionarios públicos que utilizan su apellido para conseguir lo que desean. Cuando para no tener que pagar una infracción de tránsito sobornas a un agente del orden, eres igual de corrupto que esos políticos a los cuales tanto insultas. No me importa si lo consideras pequeñeces a comparación con lo que los políticos han hecho, porque tú eres parte del problema de El Salvador.

Somos un país violento no solo por las gráficas y estadísticas de homicidio, somos un país violento porque tenemos una mentalidad centrada en la violencia como modo de solución de conflictos. Y los casos donde se ha llegado al homicidio por simples discusiones son tan recientes que ni siquiera debo tomarme la molestia de mencionarlas. No planeo ser un erudito sobre el tema, ni mucho menos aquel que se jacte de tener la solución a este problema, soy un simple observador que está tan adentro del sistema como el que me lee. Pero si yo me he dado cuenta que soy parte del problema, ¿por qué tú no?

Tenemos lo que merecemos sin lugar a dudas, y hasta me animo a decir que merecemos menos.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más