Opinión

15 Ago 2016
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Somos Éticos los salvadoreños?

Ser ético significa pedir perdón cuando hacemos algo mal, buscar lo mejor para los demás y para nosotros, ser justo con nosotros mismos, querer y aceptar a todos los seres humanos porque hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Es tener moral y actuar con la razón, buscar el camino correcto, no aceptar ni desear el mal; es defender los valores que siempre han existido y no los antivalores, es no aceptar las conductas y moral mediocres que lastimosamente los medios de comunicación, personas y la sociedad nos quieren inculcar. ¿Será que los salvadoreños practicamos la ética?

Ética es un conjunto de valores morales que cualquier sociedad debe seguir; por ejemplo: inclusión, respeto, sinceridad, justicia, compromiso, liderazgo, lealtad, amor a servir. Ser ético es cuando los médicos hacen hasta lo imposible por salvar y cuidar la vida tanto de la madre como la del hijo que está en el vientre y jamás  le ofrece como opción el aborto. Es ser un agente de cambio en la sociedad, es tener metas, objetivos y algo por que vivir. Es defender nuestros valores, principios, tradiciones, y conductas y no dejar que nadie nos venga a cambiar negativamente por medio de las modas y la publicidad.

La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Además, tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. Estudia qué es un acto moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho moral, busca las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro.

La moral es el conjunto de reglas que se aplican en la vida cotidiana y todos los ciudadanos las utilizan continuamente. Estas normas guían a cada individuo, orientando sus acciones y sus juicios sobre lo que es moral o inmoral, correcto o incorrecto, bueno o malo. En un sentido práctico, el propósito de la ética y la moral es muy similar. Ambas son responsables de la construcción de la base que guiará la conducta del hombre, determinando su carácter, su altruismo y sus virtudes, y de enseñar la mejor manera de actuar y comportarse en sociedad.

 

Algunos ejemplos para comprender mejor lo que significa ser ético y moral: no cometer amaños en ningún tipo de juego o negocio con tal de salir de la deuda o de la quiebra; pensar solo en nuestro bien y no en el bien común;  decir la verdad y aceptar muchos errores a pesar de las consecuencias; pagarle un soborno a un policía para que no cumpla la ley y no ponga la multa (no es ético); no permitir que la Asamblea Legislativa legalice el aborto y el matrimonio de parejas del mismo sexo;  No aprovecharse de la inocencia de un niño, en cualquier orden;  No aprovecharse de la dificultad física de un anciano; dar al que no tiene nada y estar pendiente de él.

Hay que ser buenos no para los demás, sino para estar en paz con nosotros mismos, La no violencia lleva a la más alta ética, lo cual es la meta de la evolución. Hasta que no cesemos de dañar a otros seres vivos, somos aún salvajes, La Ley, la Moral y la Ética son tres pilares de una decisión.

 

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio