Opinión

18 Dic 2013
Opinión | Por: Herbert Escoto

¿Síntomas de dictadura?

Latinoamérica fue víctima de una oleada de dictaduras militares caracterizada por violaciones a derechos humanos, quebrantamientos a las reglas del sistema democrático, persecuciones políticas y represiones a la libertad en todas sus manifestaciones. Principalmente se identificaban por ser gobiernos con ansias de perpetuarse en el poder.

Paralelamente a las dictaduras, los pueblos fueron acumulando resentimientos en contra de sus gobernantes como consecuencia lógica de las violaciones a sus derechos. Los principales actores que se alzaron en contra de las dictaduras fueron las guerrillas, grupos armados que reclamaban las injusticias sociales y trataban de derrocar los gobiernos militares y evitar la perpetuación en el poder.

Los años posteriores a las dictaduras militares fueron tiempos donde la democracia empieza a renacer y donde las Constituciones de los países ya no eran meros papeles que servían a los militares para continuar en el poder. Se le da una mayor importancia a las Constituciones y muchos países latinoamericanos adoptan, en el articulado de sus normas supremas, prohibiciones a la reelección de los presidentes y fomentan la alternancia en los gobiernos. Es curioso observar que Latinoamérica atraviesa una etapa en la que las izquierdas dominan la administración de los Estados, y resulta obvio este fenómeno ya que las derechas se han equivocado y los pueblos se cansan y optan por otras opciones.

A la misma vez, los partidos de derecha, siendo oposición y no partidos oficialistas, se han dado cuenta de que deben renovarse y están dispuestos a mejorar. Sin embargo, hay un empeño extraño en los partidos de izquierda en querer mantener el poder y los gobiernos. Así comenzaron las dictaduras militares, reformando constituciones, y encontrando maneras legales, aunque no justas, de lograr un continuismo. No es un comportamiento nuevo el de los gobiernos del cono sur de evitar que haya una alternancia en la presidencia y utilizar los cabildos y referéndums, que únicamente ponen al descubierto el sentimentalismo y populismo de los pueblos (y no el conocimiento técnico de estos). Es natural este comportamiento, aunque no justificado.

Las izquierdas hasta hace un par de años empezaron a saborear el ejercicio de las presidencias, y como un bebé que prueba algo nuevo, los tienta el deseo de no querer soltar y compartir el chupete. Lastimosamente, ese chupete no es para aprovecharse de él y saciarse, tiene fines distintos (contribuir al desarrollo humano, erradicar la pobreza, generar igualdad, fomentar la propiedad privada, etc.)

Las izquierdas, con banderines distintos, podrían estar cometiendo el error de encaminarse en la senda de las dictaduras. Latinoamérica reposa sobre unos pilares astillados que no soportaría otra onda de hegemonías cerradas, en este caso de naturaleza izquierdista. El surgimiento de regímenes totalitarios o absolutistas, al igual que las enfermedades, presentan fenómenos que las revelan (síntomas). No es ardua la tarea de identificar estos síntomas y no se necesita un título médico o un posgrado en ciencia política para saber cuáles son: privaciones de propiedad de forma injustificada, opresión a los medios de comunicación, encarcelamientos o persecuciones políticas, etc.

Hay que ser insistentes con la clase política y exigir que haya disciplina y responsabilidad por parte de los gobernantes. El objetivo se ha perdido de vista y se debe recuperar: ser una región competitiva y lograr el mayor desarrollo de los países latinoamericanos de forma conjunta. Se debe sanear, a tiempo, todo síntoma de enfermedades que contagian y matan poco a poco las democracias. Y lo más importante de todo, es tomar en cuenta el pasado, no revivirlo, sino aprender de él. Conocer los errores que anteriormente se han cometido y no volver a tropezar con esa misma piedra, algo que a los políticos les encanta… hacer una y otra vez.

30 Mar 2017
Más allá de la memoria de un mártir
Opinión | Por: Karen Vargas

Más allá de la memoria de un mártir

30 Mar 2017
Capaz de todo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Capaz de todo

27 Mar 2017
Poder de doble moral
Opinión | Por: Karen López

Poder de doble moral

24 Mar 2017
¿Cuánto nos cuesta la violencia en El Salvador?
Opinión | Por: Fabiola Alfaro

¿Cuánto nos cuesta la violencia en El Salvador?