Opinión

6 Jun 2017
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Será que el aborto disminuye la discapacidad en el mundo?

El aborto es un tema que muchos consideran como tabú, como algo de lo que no hay que hablar. Pero, ¿Qué es el aborto? ¿Por qué es malo? ¿Por qué está prohibido hacerlo? ¿Será que con el aborto se disminuye la discapacidad en el mundo? ¿Por qué meten como excusa para aprobar el aborto, el tema de discapacidad y trastorno en el feto?

El aborto, como tal, no es más que quitarle toda la oportunidad de vida a un ser que ya está concebido y que, por tanto, ya tiene vida. Es una muerte cruel porque hay un desmembramiento, pero ¿Qué es el desmembramiento? Es cortar cada parte del cuerpo, sin anestesia. Se realiza en un bebé, que aún está en el vientre y es mucho peor porque los médicos y los padres que practican el aborto no toman en cuenta la decisión del bebé, que es parte del cuerpo de la madre en ese momento.

Por respeto a la vida y a lo que con amor y con ayuda de Dios ha sido creado. Nadie puede quitarle la vida a nadie, solo Dios cuando llama al cielo y hay vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural de cualquier ser humano, sea este un angelito con discapacidad o un angelito sin discapacidad.

Sé que muchas madres, parejas, familias y, en general, la sociedad pueden preguntar ¿Y si la madre está en peligro de muerte o el niño trae un daño fisiológico y/o de otro tipo? Antes que nada, hay que salvar la vida de ambos seres, aunque el bebé viva un minuto o un segundo al momento del nacimiento, por el respeto a la vida. Nadie puede quitarle la vida a nadie, solo Dios cuando llama al cielo, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural de cualquier ser humano.

El aborto, al igual que la eutanasia, debe estar prohibido tanto en El Salvador, como en el mundo porque al igual que los homicidios y otro tipo de muerte, deberían de ser repudiados por la sociedad y los gobiernos. El aborto y la eutanasia, en mi opinión, son mucho más crueles que los homicidios de policías, transportistas y/o personas inocentes a los que lastimosamente estamos acostumbrados a ver diariamente en los medios de comunicación.

Como sabemos, la discapacidad no se va a disminuir, ni a eliminar con el aborto o la eutanasia. La discapacidad puede ser temporal o permanente, no siempre viene desde el nacimiento o antes de nacer, cualquiera que ya está en el mundo nacido, sin importar la edad o condición, puede llegar a tener una discapacidad. Practicando el aborto o la eutanasia no vamos a disminuir el número de personas con discapacidad, ¡Eso es mentira!

Considero que no hay que confundir un negocio tan ilegal y tan sangriento como es el aborto de cualquier tipo con un problema que está en el medio y no en la persona, como lo es la discapacidad. Hago u    n atento llamado a los diputados de la Asamblea Legislativa de todas las fracciones políticas para que ratifiquen el artículo de la Constitución que vela por el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. Y a la familia, a la sociedad salvadoreña, la invito a que sigamos promoviendo el derecho a la vida desde la concepción, hasta que Dios nos llame a la presencia de Él y ser uno de los pocos países que aun respeta la vida.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más