Opinión

6 Ene 2016
Opinión | Por: Kevin Sánchez

Seamos jóvenes críticos y no solo espectadores

“Los jóvenes no somos el futuro, somos el presente”. Esa es una frase que oímos con frecuencia y que nos motiva cuando queremos continuar nuestros proyectos personales. Pero lastimosamente hay una gran contradicción a esta afirmación. 

“Los jóvenes no somos el futuro, somos el presente”. Esa es una frase que oímos con frecuencia y que nos motiva cuando queremos continuar nuestros estudios, emprender un proyecto, buscar un empleo o, por qué no, de algún u otro modo hasta incursionar en la vida política de nuestro país impulsados por la característica actitud enérgica y soñadora de nuestra edad.

Pero lastimosamente hay una gran contradicción a esta afirmación. Un gran porcentaje de nosotros no está consciente de ello y por ende delega su papel a otros, y finalmente  termina convirtiéndose en un simple espectador sin criterio propio.

Noam Chomsky uno de los filósofos y politólogos estadounidenses más importantes del siglo XX en una de sus obras más importantes titulada: “El control de los medios de comunicación”, hace un análisis del rol de los medios de comunicación en la formación de opinión pública y nuestra participación influenciada por ella. Chomsky describe lo que el llama: La democracia del espectador, una democracia en la cual la población acepta todo lo que los medios de comunicación le dicen,  una democracia en la que la población cree tener control y participación plena en los asuntos más importantes de la nación pero finalmente la opinión publica moldeada a conveniencia de sociedad intelectual (elites políticas o intelectuales) o la comunidad de finanzas (elites económicas) son los que verdaderamente conducen a las masas y toman las decisiones más importantes.

Chumsky dice que la clave de esto está en que la población no puede tomar el control de los temas más importantes porque simplemente provocarían líos y afectarían los intereses de las clases dominantes. Por eso estos optan por domesticar el rebaño” para que la población no cause problemas y sea sumisa como un rebaño de ovejas.

La situación que describe Chumsky no es exclusiva de algún tipo de ideología política, régimen político o partido político. Es más para Chumsky las teorías liberales democráticas y el marxismo leninismo, siendo tan diferentes entre sí, tienen en común el controlar la opinión publica de una u otra manera. Todos los gobiernos pueden llegar a utilizarlo a su favor, con la diferencia de que unos más descaradamente que otros. Veamos el caso de Venezuela, un país con mucha violencia y desabastecimiento de productos de primera necesidad que por más que el gobierno trató de ocultarlo la población no se dejó engañar y le dio un golpe al Chavismo en las pasadas elecciones. Y que decir de Guatemala y Honduras donde la población moldeó la opinión publica en un solo sentir: eliminar la corrupción.

Ejemplos de esto hay muchos en nuestro país, solo basta con recordar todo el populismo y la tergiversación de información con la que van cargados los spot y la propaganda política de todos los partidos políticos  en cada campaña electoral.

Por eso como jóvenes debemos de ser muy críticos y analíticos cuando expresamos nuestras opiniones sobre la realidad de nuestro país, y no debemos dejarnos influenciar fácilmente por lo que nos digan los demás. Debemos construir nuestros propios criterios en base a toda la información posible, tenemos una gran herramienta: el internet y las redes sociales, pero también debemos de cuidarnos de ellas por la gran cantidad de información falsa y troles que navegan en el ciberespacio.

No seamos como dice Chumsky, un rebaño de ovejas sumiso. Seamos más bien jóvenes propositivos, investigadores y aportadores de soluciones para la sociedad.

 

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo