Opinión

6 Jun 2013
Opinión | Por: Carlos Segura

Relaciones diplomáticas con Palestina

Algo histórico acaba de ocurrir en la diplomacia salvadoreña: después de muchos esfuerzos, negociaciones y obstáculos, El Gobierno de la República de El Salvador, a través de nuestra Cancillería, acaba de establecer relaciones diplomáticas con el Estado de Palestina, con el fin de “promover y fortalecer los lazos de amistad y cooperación entre ambas naciones”. Se trata de un paso importante en la consolidación del reconocimiento del Estado Palestino, no solamente por parte del Estado salvadoreño, sino que también por parte de decenas de estados alrededor del mundo.

Según la teoría del Derecho Internacional, existen tres elementos esenciales para que un estado exista como tal. El primero es una población, el segundo un territorio y el tercero un gobierno o autoridad política. Además de estos tres elementos, puede agregarse un cuarto, que sería el reconocimiento del estado en cuestión por parte de otros estados.

Comparemos la teoría a la realidad. Palestina tiene los siguientes 3 elementos:

–          Una población: aproximadamente 2.4 millones de palestinos en Cisjordania y 1.4 millones en la Franja de Gaza;

–          Un territorio: inicialmente con mucha más superficie, dicho territorio ha sido reducido, pisoteado y abusado por Israel durante las últimas 6 décadas. Se compone de dos puntos esenciales: Cisjordania (la región de Jerusalén) y la Franja de Gaza ;

–          Un gobierno: la Autoridad Nacional Palestina ejerce sus funciones de Administración y Representación del Pueblo Palestino.

Además de estos tres elementos, Palestina es reconocida como estado independiente por más de 130 países a nivel mundial. Por lo tanto, Palestina es un estado de pleno derecho. Ya lo había afirmado en la columna “Palestina Libre”: “Palestina está lista para convertirse en Estado independiente. Tiene un Gobierno, ministerios dotados de presupuesto, una fuerza policial, una bandera, un himno nacional, un código postal, un código internet (.ps), un indicativo telefónico y hasta su selección de fútbol”.

El Salvador reconoció a Palestina como Estado independiente en agosto de 2011, con la convicción y la esperanza de que contribuya a la solución pacífica, justa y duradera entre Israel y Palestina. Como lo indicó nuestro Canciller, Hugo Martínez, “el Gobierno de El Salvador ha asumido y apoya el compromiso impostergable de que se cumplan las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas sobre la existencia de ambos Estados”.

Recordemos que la solución propuesta por una minoría insignificante de países de continuar las negociaciones entre las dos partes antes de otorgar un reconocimiento a Palestina a nivel multilateral, simplemente no ha funcionado en las ultimas 6 décadas. ¿Por qué seguir insistiendo en algo que no funciona? ¿Porqué no aceptar la propuesta de la gran mayoría de países en el mundo de reconocer plenamente a Palestina en el marco de las Naciones Unidas?

El Articulo 2 de la Carta de las Naciones Unidas anuncia que “La Organización está fundada sobre el principio de igualdad soberana de todos sus miembros”. ¿Dónde está esa igualdad cuando hablamos de Palestina? ¿Por qué negarle el derecho de existir a la nación palestina?

En octubre de 2011 la UNESCO reconoció a Palestina como un estado miembro tras el voto de 107 países a favor, 52 abstenciones y solamente 14 en contra, entre los cuales destacan los Estados Unidos e Israel. 130 países le dan reconocimiento y 107 aceptaron su adhesión a la UNESCO. ¿Acaso la democracia no es aceptar y aplicar la voluntad de las mayorías?

Señoras y Señores, ¡Qué se haga justicia! ¡Qué se haga democracia! Si la gran mayoría de estados miembros de la ONU reconocen a Palestina como estado independiente, que se cumpla con el principio de igualdad y que se declare a Palestina estado miembro de pleno derecho del Sistema de Naciones Unidas.

 

 

 

 

19 Jul 2017
¿Por qué a los jóvenes no nos interesa la política?
Opinión | Por: Karen Vargas

¿Por qué a los jóvenes no nos interesa la política?

19 Jul 2017
Nos estamos cansando… y parece no importarles
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Nos estamos cansando… y parece no importarles

18 Jul 2017
Somos buenos por naturaleza
Opinión | Por: Erick Hernández

Somos buenos por naturaleza

17 Jul 2017
Tres Torres: Una muerte, héroes y negligencia
Opinión | Por: Karen López

Tres Torres: Una muerte, héroes y negligencia