Opinión

3 Sep 2018
Opinión | Por: Karen Vargas

¿Quién es quién en la nueva web?

Me gusta como está diseñada la nueva web porque el usuario deja de ser sujeto pasivo, y receptor de información como en los sitios estáticos antiguos. Ahora toma el papel protagónico y participa activamente aportando información que comparte con el resto de la comunidad. Con el paso de los años, se volvió necesidad de las audiencias, no solo consumir información, sino también producirla. Y el hecho de descentralizar la producción de información y su difusión, en mi opinión, ha sido uno de los más grandes avances de la tecnología. El internet solamente ha sido el medio para lograrlo. Es por eso que no puedo ser una de las que esté en contra de su aparición.

En la nueva web, el usuario puede ser quien siempre quiso ser, pero el sistema no le permitió o el mismo no se permitió, por miedo. Somos nosotros quienes producimos y consumimos contenidos (textos, fotos, audios, videos, links, etc.) y quienes nos unimos con otras personas para compartir información o para hacer nuevos amigos. Somos nosotros los que opinamos, jerarquizamos, clasificamos y generamos audiencias detrás de los cientos de servicios, y marcas.

Como nativa digital, ya me he preguntado qué rol tendría en estos momentos si me hubiese dejado absorber por el boom de la tecnología desde mucho antes. Podría ser una bloguera, youtuber, empresaria tecnológica o incluso, ya hubiese creado mi propia app. Todas esas son posibilidades que aún no descarto. En especial porque un día me hablaron que mis ideas de emprendimientos sociales pueden tomar mayor efectividad si le agrego el elemento tecnológico. Cuando conocí ejemplos de otros emprendedores que lo han logrado, la tecnología me atrapó.  

Según “El Economista”, el ranking de las empresas mundiales con mayores valores de capitalización del 2017 está ampliamente dominado por empresas tecnológicas. Entre ellas encabezan las ya conocidas: Apple, Alphabet, Microsoft, Amazon, Facebook.

La tecnología es la industria que más valor añade en este momento. Reinventa todo: la forma de comunicarnos, la de relacionarnos con lo que nos rodea, la de informarnos. Es normal que empresas que han desarrollado los medios o las plataformas que muchísimas personas utilizan de manera habitual, puedan ganar mucho dinero. Son empresas cuyos productos y servicios redefinen el tiempo y el entorno en el que vivimos, se convierten en auténticas señales de identidad, en motivos culturales omnipresentes.  Es razonable que eso les permita conquistar nuevos terrenos que antes ocupaban empresas que no han sabido adaptarse a los cambios del entorno.

La lección más evidente de ese ranking es que no nos podemos resistir a la tecnología. No es lógico que intentemos destacar sus lados débiles para no querer ir por la riqueza que nos puede dejar.

Hoy en día, la realidad para las empresas es que deben tener una tecnológica dentro si quieren seguir estando en el mercado e invertir.

Cuando una empresa toma resistencia a implantar nuevas tecnologías en cada uno de sus procesos aumenta sus probabilidades de estancarse y quedarse atrás, sobre todo aquellas en etapa de crecimiento que aún no se encuentran totalmente estabilizadas o posicionadas en el mercado.

Sin embargo, todo este nuevo liderazgo tecnológico que ha surgido y que seguirá haciéndolo no debe dejar de lado que el liderazgo de una empresa tecnológica siempre se basa en el capital humano que es capaz de atesorar. No hay materia prima más valiosa y que pueda marcar la diferencia en cualquier área de la nueva economía digital que esa.

19 Sep 2018
Un compromiso a largo plazo
Opinión | Por: Erick Hernández

Un compromiso a largo plazo

19 Sep 2018
Los colores del cambio
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

Los colores del cambio

17 Sep 2018
Protagonismo offline en nuestra región
Opinión | Por: Karen Vargas

Protagonismo offline en nuestra región

14 Sep 2018
Independencia ambiental
Opinión | Por: Caleb Padilla

Independencia ambiental