Opinión

8 Ene 2019
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Qué trae el 2019?

Cada vez que iniciamos un proyecto, reto, desafío, cambio, misión, año, propósitos o cualquier cosa nueva tenemos preguntas, expectativas, dudas, miedos a lo que va a suceder con lo nuevo en nuestra vida; podemos empezar cosas o cambios físicos, emocionales, espirituales, personales o a nuestro alrededor; lo importante es observar, analizar, aceptar el cambio, marcar la diferencia y vivir con alegría la vida.

Los años y el tiempo no cambian; siempre son 365 días un año y un día son 24 horas; lo que suceda en un año, en un mes, en un día o en una hora depende de cada uno de nosotros; es decir, por ejemplo, si votamos por el candidato presidencial no apto para nuestro país, no lloremos después por el rumbo equivocado que agarre El Salvador; si manejamos ebrios, no terminaremos el 2019 vivos o estaremos presos por atropellar a alguien; si nunca vamos a la iglesia o nunca oramos en el año, nuestra vida, acciones y pensamientos serán negativas, también nuestras relaciones interpersonales.

Podemos ver el año nuevo como una oportunidad más y única para muchos que Dios nos regala para mejorar nuestra relación con El, cuidarnos a nosotros mismos, amar a nuestra familia, ser un agente de cambio en la sociedad y en el mundo, cuidar el medio ambiente y fauna. Como ya lo dije al principio las acciones para poder hacer un año positivo o negativo depende de nuestra personalidad, emociones, vida espiritual, que actuemos con la razón, de nuestros valores y principios, nuestra aptitud y actitudes.

Un día de estos recibí una imagen en WhatsApp que decía algo como; “el pasado hay que dejarlo a la misericordia de Dios;  vivir con Cristo, tener fe y actuar en el presente; confiar el futuro a la providencia Divina” Se que es difícil llevar a la práctica dicha frase porque hay factores dentro de nosotros como por ejemplo que a veces queremos ser Dios o confiamos demasiado en las cosas terrenales y hay otros factores fuera de nosotros como la realidad nacional e internacional que tristemente provocamos y vivimos por nuestra acciones.

Al finalizar e iniciar un año o cualquier cosa nos hacemos preguntas como: ¿y ahora qué? ¿Qué viene de nuevo? ¿Será el fin del mundo? ¿Qué pasará en 2019? ¿Quién ganara las elecciones? ¿Qué cambios va a tener mi país, mi familia, mi vida…..? ¿Voy a tener éxito y trabajo el otro año? Y muchas preguntas más; otros nos preguntamos ¿Qué dejé de hacer? ¿Qué debo cambiar para ser mejor? ¿Cuáles son mis retos, desafíos, misiones……? ¿Qué puedo hacer para cambiar mi país?

Otros tienen mitos o creencias para supuestamente para iniciar bien el año como si las uvas saben el futuro de cada mes para comer 12 uvas a la medianoche, una por cada mes; usar ropa interior roja en la noche de año nuevo para el amor o amarillo para la fortuna; como mitos o juegos no esta mal, lo que esta mal es tener toda la fe y esperanza en un objeto o fruta como si ellos fueran Dios.

En conclusión, primeramente, ¡¡¡¡¡les deseo un feliz 2019 a todos mis lectores y seguidores en MEDIOLLENO!!!!! Además, dejemos el pasado en la misericordia de Dios, confiemos nuestro futuro en las manos del Niño Dios que acaba de nacer y vivamos con Él en el presente siendo un agente de cambio en la familia y la sociedad salvadoreña.

 

15 Mar 2019
Segunda oportunidad anual
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Segunda oportunidad anual

4 Mar 2019
Frases JMJ 2019 para la juventud
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Frases JMJ 2019 para la juventud

28 Feb 2019
Refugiados Climáticos
Opinión | Por: Caleb Padilla

Refugiados Climáticos

22 Feb 2019
ARENA y el FRENTE están condenados a renovarse
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

ARENA y el FRENTE están condenados a renovarse