Opinión

6 Oct 2016
Opinión | Por: Óscar Melgar

¿Qué tanto hemos avanzado en materia de integración regional centroamericana?

Centroamérica es una región donde convergen condiciones comunes en las áreas sociales, económicas y culturales, lo que ha propiciado diversos intentos por unificar a la región en un bloque sólido y próspero para sus sociedades. El primer intento de integración surge en el año de 1984 con la constitución de la República Federal de Centroamérica, sin embargo, la misma se disuelve por diversas situaciones, en su mayoría políticas, en el año de 1839.

Ahora, a pesar de haberse convertido en repúblicas independientes, los países centroamericanos han venido desarrollando una serie de procesos en las áreas económicas, sociales, culturales, medio ambientales entre otras. Actualmente, el proceso de integración se ha desarrollado a través del Sistema de Integración Centroamericana SICA que se constituye formalmente el 13 de diciembre de 1991 y está conformado por los países de Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y la República Dominicana. El SICA tiene como objetivo desarrollar el proceso de integración para que ésta pueda constituirse como una región de Paz, Libertad, Democracia y Desarrollo.

El SICA vino a sustituir a la Organización de Estados Centroamericanos ODECA, organismo que se crea en el año de 1951 que pretendía, en un primer momento, encontrar soluciones a través de acuerdos comunes a los problemas sociales, económicos y culturales. El organismo da paso a una serie de acuerdos que permitieron, entre algunas cosas, la conformación del Mercado Común Centroamericano que se disuelve en la década de 1970 por problemas entre los países de Honduras y El Salvador.

El SICA al igual que la ODECA, nacieron con el propósito central de unificar a la región, sin embargo, la historia centroamericana reflejada en estos organismos parece ser más una historia de desencuentros que de acuerdos comunes a los problemas que enfrenta la región. En la actualidad, el SICA cuenta con diferentes organismos que se encargan de promover la integración de los países ámbitos, como el económico a través del Banco Centroamericano de Integración Económica BCIE, el Sistema de Integración Social Centroamericana SISCA; organismos especializados en temas como desastres a través del Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres Naturales en América Central CEPREDENAC; el Consejo Centroamericano de Turismo CCT y la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica, entre otras.

Sin embargo, al estudiar con profundidad el organismo podemos encontrar grandes deficiencias. Entre ellas la dependencia que ejerce la Cooperación Internacional para el Desarrollo en dicho organismo, por ejemplo, el informe Estado de la Región 2016 establece que, de 249 proyectos realizados por dicho organismo, la mayoría de éstos sobrevive gracias a la cooperación y no por los fondos provenientes por cada uno de los países centroamericanos.

En otro sentido, algunos de los organismos que conforman el SICA como el Parlamento Centroamericano PARLACEN han desarrollado una imagen de organismo poco factibles y útiles al proceso de integración. Muchos de los organismos o secretarías especializadas del SICA siguen debiendo el derecho de información a la ciudadanía centroamericana para verificar el trabajo que realizan con fondos públicos. Podemos también mencionar que no existe un índice regional que permita verificar los avances o el aporte de estos organismos pertenecientes al SICA al proceso de integración; existe una centralización de fondos de cooperación por parte de la Secretaría del SICA y la inexistencia de mecanismos o acuerdos institucionales eficaces que permitan la resolución de conflictos entre los países centroamericanos para construir una agenda en común que responda a los problemas de la región.

El proceso de integración regional centroamericano cuenta entonces con las siguientes características: un organismo formal que tiene por objetivo la integración en distintos ámbitos; mecanismos como las secretarías especializadas o comisiones para el desarrollo de proyectos en materia de integración; el apoyo de la comunidad internacionales a través de diversos medios como fondos o asistencia técnica al proceso; acuerdos legales que sustentan el proceso así también, el recursos humano para realizar los proyectos. Sin embargo, ¿Cuáles son los obstáculos que aún enfrenta el proceso de integración centroamericana para convertirse en un proceso sólido? La integración debe entenderse desde varias aristas donde confluyen condiciones sociales, económicas, políticas y culturales que son necesarias para la construcción del proceso, de ahí que, el proceso se traduzca en el cumplimiento de acuerdos reales para el beneficio de las sociedades centroamericanas.

 

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo