Opinión

2 Mar 2018
Opinión | Por: Verónica Ruiz

¿Qué signo sos?

Hemos logrado poner satélites en órbita, hemos llegado a la Luna, hemos enviado sondas a los confines del Sistema Solar y hemos logrado viajar más rápido que el sonido, acortado las distancias gracias a la facilidad que hoy tenemos para estar en contacto con personas que están al otro lado del mundo.

Además de los avances en ciencia y tecnología, se han logrado grandes avances en el estudio del ser humano. Se han erradicado enfermedades que hace cientos de años amenazaban a la humanidad, se ha desarrollado la ingeniería genética y hay estudios profundos sobre la mente humana, investigaciones sobre los factores que afectan la personalidad y el comportamiento del ser humano, y cómo pueden tratarse enfermedades, que durante siglos se trataron como posesiones demoníacas o como estados de demencia.

Tantos logros que hemos conquistado a través de los siglos, y aún ahora, aunque parezca mentira, una pregunta común al conocer a alguien es: “¿qué signo sos?” A partir de la respuesta la persona pretende conocernos, pretende saber si podemos o no ser amigos, si podríamos llegar a desarrollar una relación amorosa, y para qué cosas somos buenos y para cuáles no. Concluyen si somos de “tierra, fuego, aire o agua”, y, en resumen, pretenden conocer nuestra personalidad, e incluso nuestro futuro, a partir de una simple respuesta.

Pero, ¿de qué depende esta respuesta? Desde la Tierra vemos como si el Sol orbitara alrededor de nuestro planeta, como si recorriera una trayectoria curva en el cielo, y esta trayectoria recibe el nombre de eclíptica. Esta franja puede dividirse en trece secciones, doce de las cuales son las constelaciones del zodíaco, y una extra (Ofiuco) que los astrólogos prefieren ignorar. Durante el año el Sol recorre la franja del zodiaco y en diferentes meses del año se ubica en una constelación, y de esta dependerá su signo zodiacal. Por ejemplo, según la astrología, si usted nació a inicios de noviembre, es Escorpión, signo de agua, creativo y emocional, nacido para casarse con un Capricornio y mantenerse alejado de un Acuario.

El problema con esto es que durante las primeras semanas de noviembre, el Sol no está “frente” a la constelación de Escorpión, sino que de Libra. Esto debido a que las fechas de los signos zodiacales fueron fijadas hace más de tres mil años y durante todo este tiempo el eje de la Tierra se ha movido. Sabemos que la Tierra tiene un movimiento de traslación alrededor del Sol y de rotación alrededor de su eje, pero el eje de la Tierra tiene una inclinación, es decir, si vemos la Tierra desde muy lejos, la veríamos moverse como un trompo; este es el movimiento de precesión y causa que la posición del Sol en la franja del zodíaco cambie con el paso de los siglos.

Esto significa que las constelaciones por las que pasa el Sol durante nuestros tiempos no son las mismas por las que pasaba en tiempos antiguos, pero la astrología sigue basándose en la posición de los astros hace tres mil años. Sigue diciendo cómo es usted en base a una creencia, que además de ser un mito es un mito desfasado.

Así que la próxima vez que esté en busca de nuevas amistades, del amor, o necesite tomar una decisión académica, personal o laboral, no se subestime, recuerde que nuestras vidas no están escritas en el cielo. No somos actores siguiendo un guión, no dude de su criterio, de su capacidad de construir el camino que recorre. Si bien somos polvo de estrellas, no es en éstas que están escritas nuestras vidas.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida