Opinión

10 Ago 2018
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

¿Qué nos conviene más?

El próximo gobierno de El Salvador tiene al menos dos problemas muy serios qué resolver:

  1. Economía: tiene que ver con la capacidad de compra de las personas, inversiones del sector privado y público y, las exportaciones que realizamos. Para El Salvador, la proyección de crecimiento para 2019 sería de 2.3% muy por debajo del resto de Centroamérica que crecerá entre 3.1% y 5.6%

 

  1. Violencia: que podría ser un problema desencadenado por la economía, estanca las inversiones de grandes empresarios y emprendedores debido al cobro de la renta y la inseguridad que generan las pandillas. Si vemos las estadísticas, solo han sido 9 asesinatos menos que en 2017.

Pero, el gobierno está sobre una balanza: los votos de los diputados de la Asamblea Legislativa. Algunas políticas públicas acompañan o estancan las decisiones del gobierno. Para El Salvador, con mayoría simple (43 votos) los diputados pueden: decretar impuestos, dar incentivos fiscales a empresas e interpelar ministros; con mayoría calificada (56 votos) aprueban el presupuesto del país, eligen al fiscal, a los magistrados de la Corte de Cuentas, de Justicia, del TSE, y otorgan concesiones; y con 63 votos, mayoría calificadísima, se suspenden y restablecen las garantías constitucionales. Pero, el presidente puede vetar o sancionar leyes, y allí empieza un “tira y encoge”, las negociaciones.

El FMLN, en 10 años, ha hundido aún más la economía, ha profundizado la violencia y no han manejado bien los lazos comerciales que ya se venían trabajando. Ellos, con 23 diputados, no alcanzan ni mayoría simple al aliarse con GANA, el del CD y el no partidario. La única ventaja que tienen es que llevan 10 años de “conocer” el aparato estatal, pero su debilidad ha sido no cumplir con lo prometido, la baja tenacidad del actual presidente y tener a Funes asilado en Nicaragua; lo cual les hace quedar en tercer lugar en intención de voto, de acuerdo a las ultimas encuestas.

ARENA, sí alcanzaría mayoría simple aliándose con PDC y PCN, y para la mayoría calificada solo le bastarían 7 votos de GANA. Ganarse nuevamente la confianza, evitar los ataques personales y sucios de sus rivales, contrarrestándolos con propuestas reales, será clave para que ARENA gane. Puede que el caballo sea viejo, pero los jinetes son distintos, Calleja y Carmen Lazo son personas de afuera del partido, con otra visión y que no arrastran las decisiones que otros cometieron en el pasado. Tacharlos de ser “más de lo mismo” viendo sus backgrounds sería demasiado insensato.

Si gana Nayib Bukele la presidencia no llegaría ni a mayoría simple al hacer alianza legislativa con GANA, CD, FMLN y el voto del no partidario. Más bien, una victoria de Bukele estancaría al país, debido a los constantes bloqueos que le harían desde el legislativo. De nada serviría darle poder si va a pasar atado y culpando a otros por no tener fuerza legislativa.

Si bien Nayib ha intentado ponerse al centro dado el desgaste de los partidos tradicionales, ha creado otro polo entre sus seguidores y los descontentos con los del FMLN, y obviamente los areneros. Lejos de ser una alternativa para crear acuerdos de nación, sigue profundizando las diferencias entre los ciudadanos con sus arremetimientos contra los que dirigen las instituciones públicas, mismas que estarán si llega a ganar y las diferentes fuerzas políticas, y con las que también tendrá que negociar.

A la larga, los problemas que mencioné al principio se vuelven más políticos que sociales. Entonces, si nos vamos a escoger el “menor mal posible”, deberíamos escoger al que tenga la mayor fuerza política en territorio: diputados y alcaldías, y candidatos visionarios que ideen planes estratégicos con una visión común no de dividir.

16 Ago 2018
El fin del petróleo en El Salvador
Opinión | Por: Caleb Padilla

El fin del petróleo en El Salvador

16 Ago 2018
¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?
Opinión | Por: Verónica Ruiz

¿Qué opina la ciencia sobre el comienzo de la vida?

14 Ago 2018
Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Un tesoro perdido en El Salvador y en el mundo

9 Ago 2018
¡Yo también me comprometo, la participación ciudadana es mi reto!
Opinión | Por: Eduardo Rosales

¡Yo también me comprometo, la participación ciudadana es mi reto!