Opinión

6 Jun 2017
Opinión | Por: Erick Hernández

Que lo haga alguien más

Muchas veces podemos llegar a escuchar esa famosa frase que parece permanente en nuestro dialecto: “Que lo haga alguien más”. La decimos para excusarnos de realizar un proyecto académico o laboral, para escapar de una obligación o cuando preferimos no hacer algo porque no nos interesa, aun cuando nos afecte a todos sin pensarlo.

Muchas personas se quejan y critican lo que acontece en nuestro país, la violencia, la pobreza, la corrupción en el gobierno, la falta de oportunidades, la cultura y la falta de valores. No basta con seguirse quejando, debemos hacer algo. Son pocos los que toman acción y deciden ser agentes de cambio que colaboren a que El Salvador crezca, y salga adelante.

Puede que no actuemos ya sea por miedo del que dirán o a fracasar, porque solo les da pereza hacerlo, o porque creemos que necesitamos hacer grandes cosas desde un inicio. Sin embargo, con pequeños pasos de muchos se pueden recorrer grandes distancias. Si seguimos poniendo excusas, al final nos quedaremos sin hacer nada.

La política es uno de los aspectos que más preocupa, tanto por los problemas de corrupción, la falta de conocimiento de algunos políticos sobre lo que de verdad necesita la población o porque están llevando al país por un mal camino. Lo peor es que los siguen eligiendo porque simplemente no hay más opciones. Muchas de las personas que participan en la política llevan años ahí, porque no hay personas que decidan integrarse a la política y proponer ideas con una visión diferente.

Pero, estas personas que decidan integrarse a la política necesitan también de otros que tomen acción por medio de su voto y los apoyen, sobre todo si estos son independientes de los partidos. Lo primero es darse cuenta que estamos en un limbo, y luego dejar de votar por esos que no aportan nada bueno a la sociedad. Solo así podremos ver con buenos ojos las nuevas caras e ideas.

Por otro lado, hay otros medios que también sirven para generar un cambio en nuestro país, como las ONG o, incluso, una iniciativa comunal. Hay muchas organizaciones que colaboran para mejorar la situación de ciertos sectores en nuestro país, pero muchas veces necesitan más capital humano, que monetario, para poder generar un impacto mayor. Las iniciativas comunales suelen ser pocas, a menudo debido a la falta de comunicación y débil conexión entre las familias de una comunidad, pero si alguien en su comunidad decidiera hacer algún proyecto que beneficie a la misma podría haber otras comunidades que repliquen la idea si al hacerlo también se vieran favorecidos. Cada uno puede empezar a cambiar desde su círculo de influencia, por más pequeño que sea, y así ir expandiendo ideas de cambio dentro de nuestra sociedad.

Lo más importante es generar acciones, ya que si seguimos esperando “que lo haga alguien más” puede que ese alguien nunca llegué. No podemos seguir sentados viendo pasar el tiempo y que los problemas aumenten, si tenemos una idea que sirva para ayudar a otros, a nuestro país, tenemos que ponerla en marcha.

Debemos de mantener la fama de que los salvadoreños somos trabajadores y luchadores, y demostrar que es cierto. No sólo esas personas que trabajan duro la tierra o esas personas que salen a vender a la calle día tras día, sino cada uno de nosotros debe esforzarse y poner de su parte para mejorar El Salvador, mientras más mejor. No sigamos diciendo: “Que lo haga alguien más”, mejor digamos: “Voy a hacerlo”.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más