Opinión

3 Nov 2017
Opinión | Por: Sara Larín

‘Pumped Up Kicks’ de Foster the People, no es una canción inofensiva

El término “pumped up kicks” se refiere al estilo de zapatos Rebook Pump, que estuvieron de moda en 1991, tal como lo siguen siendo en la actualidad los Adidas Superstar. Ambos son zapatos tenis bastante caros, por lo que la frase hace alusión a un símbolo de estatus urbano entre los jóvenes de las escuelas secundarias en la cultura estadounidense.

Con este título y su particular mezcla de ritmo y melodía, cualquiera que escuche ‘Pumped Up Kicks’ de la banda Foster the People pensaría que se trata de otra canción optimista con una historia genial sobre una juventud alegre y llena de energía. Sin embargo, no es una canción inofensiva. En realidad se trata acerca de la masacre de Columbine de 1999, perpetrada por Eric Harris y Dylan Klebold, de 18 y 17 años de edad; quienes asesinaron a uno de sus maestros y a 12 de sus compañeros de clases. Fabricaron bombas caseras, lastimaron a decenas de estudiantes y posteriormente se suicidaron.

Durante una entrevista, el vocalista de la banda, Mark Foster, dijo que escribió esta canción cuando comenzó a leer sobre la tendencia creciente de las enfermedades mentales en los adolescentes. Su intención era meterse en la mente de un niño psicótico, para concientizar sobre el tema de la violencia con armas de fuego entre los jóvenes, que él considera una epidemia perpetuada por la “falta de familia, falta de amor y aislamiento”.

El siguiente video tiene la traducción de la canción que suena mientras aparecen escenas de las películas “Elephant” y “Heart Of America”, sobre masacres en centros educativos:

El hecho de que jóvenes de una banda de indie pop compongan una exitosa canción sobre otro par de jóvenes que asesinaron a sus compañeros de clases, porque vivían en una profunda depresión, tiene que ser una llamada de atención para que cualquiera se dé cuenta que la educación moderna se ha alejado de los intereses y necesidades de la juventud

Entonces, esta canción nos ayuda a reflexionar sobre las dificultades que los adolescentes enfrentan en la actualidad respecto a su estructura familiar y sus relaciones afectivas. Sin olvidar la facilidad de acceso a diversas fuentes de información que pueden estar teniendo un impacto negativo en sus vidas.

Muchos afirmarán que el problema son las leyes permisivas de Estados Unidos que lo convierten en un país armado y violento. Sin duda alguna, ningún niño o joven debería tener un acercamiento a cualquier tipo de armas, de ningún modo. No tendrían que encontrarlas en el dormitorio de sus padres y tampoco tendrían que tener el dinero suficiente para comprarlas ilegalmente. Sin embargo, no son las armas quiénes matan a otras personas, son las personas quiénes matan a otras personas.  Por lo que habría que preguntarse ¿por qué los niños están matando a otros niños?

El profesor Richard Weissbourd, psicólogo experto en educación sexual y afectiva de la Universidad de Harvard, asegura que gastamos grandes cantidades de tiempo preparando a los jóvenes para el trabajo, pero gastamos muy poco tiempo preparándolos para el amor y a la larga esto tiene un costo alto para sociedad.

Lo que tenemos que hacer es repensar el rol de los adultos para responsabilizarse en la educación y práctica de los valores. Promover a que generen nociones de buena autoestima, respeto y generosidad, de tal modo que los jóvenes puedan desarrollar relaciones interpersonales sanas y maduras con otras personas, y que tengan herramientas y aptitudes para enfrentar los conflictos en sus vidas.

Atención, no podemos eludir lo obvio, en el drama de cada niño está la ausencia de los adultos. Resulta que historias de masacres en escuelas públicas en EE.UU no es tan diferente a la realidad que viven muchos jóvenes en El Salvador, que son reclutados diariamente por las pandillas, seducidos por la idea de sentir que pertenecen a algo, porque les falta familia, estructura, seguridad, orientación y sobre todo les falta: amor.

21 Nov 2017
1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios
Opinión | Por: Sara Larín

1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios

20 Nov 2017
Juventud, divino futuro
Opinión | Por: Erick Hernández

Juventud, divino futuro

16 Nov 2017
Realidad salvadoreña rumbo al 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Realidad salvadoreña rumbo al 2018

14 Nov 2017
Salvadoreñas increíbles
Opinión | Por: Caleb Padilla

Salvadoreñas increíbles