Opinión

16 Ago 2017
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Política prostituida

Tener relaciones sexuales a cambio de dinero es a lo que se le llama prostitución. Esto, al igual que la “Tregua entre Pandillas” que facilitó el Gobierno de Funes y, que tanto ARENA como el FMLN apoyaron con dinero a pandilleros para obtener votos, también se llama prostitución.

La semana pasada se citaron a varias personas para atestiguar sobre el caso de la tregua, entre la información revelada y recopilada está la siguiente:

  • Que hubo beneficios durante la tregua como: visitas íntimas, fiestas con música y bailarinas, comida rápida y cigarros, y hasta uso de aparatos electrónicos con fines “recreativos”.

 

  • La contradicción entre los funcionarios públicos que estuvieron en ese momento: Munguía Payés dice que la tregua fue “política de Estado”, Funes dice que el Gobierno solo “acompañó” el proceso, y este mismo fue ante la ONU a jactarse diciendo que la tregua que el gobierno había acompañado había bajado los homicidios. ¿Quién se hará cago entonces?

 

  • El testigo de la Fiscalía, “Nalo”, un pandillero a quien Funes y Munguía Payés desestiman, asegura que recibieron $100 mil departe de ARENA y $250 mil del FMLN, ambos en el período de la primera y segunda vuelta presidencial del 2014. Lo peor es que ambos partidos callan sobre esto, y siguen negando que tuvieron acercamientos con pandillas para pactar sus votos.

Con estos tres aspectos que quizás ya los sabíamos, no hay duda que el Gobierno de Funes y los dos principales partidos políticos -ARENA y FMLN- se vendieron a las pandillas para ostentar el poder. Ni siquiera pudieron comprarlos, pues como asegura el testigo “Nalo”, recibieron dinero por parte de los partidos en campaña de 2014, y ni aun así bajaron los índices de homicidios, extorsiones e ingresos a pandillas. Lo que hubo fueron beneficios otorgados a criminales.

En este momento, debemos saber que la política en seguridad es y ha sido un total fracaso. Es una pena decirlo, pero las pandillas nos han hecho perder la soberanía del territorio, nos han coartado la libertad y han estancado el desarrollo del país. Todo esto por tener un cúmulo de fracasados, corruptos y tontos al frente que no han hecho nada más que llegar al poder para velar por sus intereses privados antes que los intereses públicos, de aquellos que ofrecieron en campaña y que hoy ya se olvidaron.

Yo no considero que la prostitución sea algo digno. Personalmente, no creo que ninguna prostituta se enorgullezca de serlo. Estar en la política es para algunos un honor y hasta un orgullo, el poder servir al país y mejorar cada área; no obstante, estos que están ahora son prostitutas con traje, con corbata, con joyas, que venden los intereses de toda una nación que les cree, a cambio de los beneficios que les otorga el servicio público, y que de ser un servicio es lo menos que tiene y que nos dan.

La prostitución es un mal necesario para muchas personas, con ello viven familias. Es una lástima que la política, por lo menos en nuestro país, también sea un mal necesario. La República de El Salvador ha dejado de ser un circo para convertirse en un burdel, donde los políticos bailan para ver quién es el más populista y demagogo, donde venden sus principios y la confianza de la gente con tal de obtener el placer del Estado.

Dan asco. La prostitución existe porque hay gente que aun la paga; estas prostitutas con traje y joyas, que dicen ser “servidores públicos”, existen porque seguimos votando por ellos. ¿Cuánto más?

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más