Opinión

27 Mar 2017
Opinión | Por: Karen López

Poder de doble moral

El Salvador es el resultado de una crisis manejada desde varios puntos, una culpa de todos y de nadie; un chantaje de poderes y desacierto. No de unos pocos años atrás, es toda una historia creada de problemas implícitos que como resultado han arrastrado buenas y malas decisiones, perjudicándonos a la gran mayoría sin tener el control de las consecuencias a corto y largo plazo.

Un país que cierra la oportunidad de opinar y pregona una libertad de expresión es un país que engaña, y que toma decisiones con una doble moral. La pregunta es ¿a alguien le importa nuestra opinión?

Como salvadoreños demandamos la representación partidaria y departamental para que los problemas que nos aquejan no sean problemas de unos pocos, sino un tema de agenda a la que puedan encontrar resultado. Como ejemplo, podría mencionar la inconsistencia y falta de acuerdo entre partidos, quienes discutían la aprobación del Presupuesto General de la Nación 2017 que atrasó varios procesos como el pago a proveedores de uniformes y útiles escolares. Por otra parte, una de las diputadas del partido de oposición convocó ruedas de prensa para expresar su malestar con el FMLN por un comentario “ofensivo” que llevó al partido a desistir en su participación en las mesas de diálogo para tratar temas de país.

Estimados mandatarios, representantes de la población en El Salvador, el pedazo de mundo que compartimos “nuestros problemas”, independientemente de sus rivalidades, siguen lastimando la pobreza, tocando injusticias y atentando la seguridad. En esta vida no se resuelven los problemas con una disculpa pública, por ejemplo.

No queremos un país que pregone libertad de expresión y no tengamos incidencias en sus decisiones. Queremos la oportunidad de participar en los procesos, nosotros como individuos, como familia y como comunidad. La participación ciudadana requiere de conocimientos, actitudes y prácticas que permitan alcanzar el objetivo de una mejor calidad de vida.

La falta de representación en la Asamblea Legislativa, que se convierte en el primer Órgano del Estado, nos ha puesto en una posición de espectadores en donde hemos sido testigos de varios intereses partidarios, haciendo más evidente la corrupción y el interés mezquino entre partidos políticos.

“La participación ciudadana es un concepto relacionado con la democracia participativa. Se trata la integración de la población en general, en los procesos de toma de decisiones, la participación colectiva o individual en política, entendida esta como algo de lo que todos formamos parte…”, así lo explica el Consejo Nacional de la Judicatura.

15 Dic 2017
El mito de la Tierra plana
Opinión | Por: Verónica Ruiz

El mito de la Tierra plana

15 Dic 2017
Necesitamos amor sólido
Opinión | Por: Sara Larín

Necesitamos amor sólido

14 Dic 2017
Valores de Navidad
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Valores de Navidad

13 Dic 2017
Mozote nunca más
Opinión | Por: Mateo Villaherrera

Mozote nunca más