Opinión

1 Abr 2016
Opinión | Por: Mario Hernández Villatoro

Otro problema de las pensiones

“Los jubilados tendrán que esperar y vivir con la incertidumbre de saber si el próximo mes tendrán lo necesario para sostenerse o permanecerán en obligada austeridad”.

En mi columna: “La disfrazada reforma de pensiones”, me referí a la iniciativa del Ejecutivo en convertir el sistema privado de pensiones en un sistema mixto de reparto. Aclaro que no estoy en contra de la reforma sino de la intención del Gobierno con dicho cambio en el sistema de pensiones: captar fondos de los trabajadores para parchar huecos fiscales y pagar deudas. Concluí advirtiendo que si el desorden fiscal continúa y el endeudamiento progresa, la modificación al sistema de pensiones resultará nefasta y perjudicial para el país.

Este problema de la falta de pago a las pensiones ya está sucediendo acá cerquita, en el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA). Era constantemente repetido por los medios de comunicación en diciembre de 2015, que el IPSFA no sabía cómo pagar las pensiones a partir de enero de este año y que esperaba una erogación de parte del Ministerio de Hacienda con el fin de paliar el caos de la carencia de dinero.

A raíz de aquel artículo, una persona de confianza me contó la experiencia de su padre respecto a las pensiones de los jubilados de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES). Le vamos a otorgar régimen de protección, se llamará Don Pablo.

Don Pablo trabajó por 25 años en la FAES, comenzó en la época del conflicto armado y continuó ascendiendo en su carrera, ostentando los cargos de jefe de cuartel, director y coronel. Sabía cosas en el interior de la FAES que a los jefes les incomodaban, podía seguir ocupando su cargo pero prácticamente lo obligaron a jubilarse. No encontró mayor inconveniente en jubilarse y lo hizo. Pero ahora está enfrentando el cantado caos: las pensiones.

Comenzaron bien, le pagaban su pensión mensual con puntualidad. Hasta que de a poco empezó a sufrir en carne propia lo que los medios repetían, pagó los platos rotos del caos y está viviendo las secuelas que dejó el desorden financiero. La cuota en concepto de pensión no se recibía en la fecha que estaba acostumbrado y el pago se volvió inestable, así como el sistema. El dinero se depositaba de forma tardía hasta que se tornó costumbre recibir la cuota atrasada, sin dejar de lamentar la falta de dinero para atender sus necesidades básicas, situación que también la sufren todos los militares jubilados de la FAES y sus familias. Hace un par de semanas le anunciaron que es probable que este mes ya no reciba su pensión, simple y sencillamente porque no hay pisto. Es decir que obligarán a muchos a hacer dieta de aire permanente. Y la noticia reciente es que, según me comentaron, el IPSFA tuvo que recurrir a un crédito para pagar las pensiones de este mes.

Si es así, tendrán que recurrir a préstamos permanentes para pagar las pensiones del otro mes, del otro, del siguiente y del próximo. Mientras que el país se derrumba en un déficit financiero que afecta finalmente a las familias.

Una vez más se demuestra la incompetencia de las autoridades en administrar bienes, en este caso, fondos de terceras personas, quienes por ignorancia o dolo, hacen piñata de bienes ajenos para darse sus lujos, vender propiedades a precios bajos, despilfarrar dinero y cuando se están ahogando, recurrir a créditos que por efecto dominó, tendrán que prestar para cubrir deudas y seguir tapando superficialmente más hoyos financieros.

Por un lado hacen fiesta con el dinero de los cotizantes. Por otro lado, Don Pablo y sus compañeros jubilados tendrán que esperar y vivir con la incertidumbre por saber si el próximo mes tendrán lo necesario para sostenerse o permanecerán en obligada austeridad.

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?

2 Oct 2018
Avanza salvadoreño
Opinión | Por: Caleb Padilla

Avanza salvadoreño