Opinión

8 Ago 2018
Opinión | Por: Erick Hernández

Ojos que no ven, corazón que no siente

En nuestro país parece existir la costumbre de aplicar aquel dicho muy popular referente a que la falta de visión o entendimiento de una situación evita que surja resentimiento, o dolor por el mismo. Lastimosamente, a pesar de que no siempre sean apreciable todos los problemas, existen síntomas de malestar que no se pueden ocultar.

La corrupción es un claro ejemplo de esto. Si bien son pocos los acusados, y menos los juzgados por haber tomado dinero ilícitamente de las arcas del Estado, se pueden apreciar los problemas fiscales que afectan gravemente a nuestro país. También, lo anterior se relaciona con otro problema “secreto” que sale a la luz al ver ciertas obras y el dinero que se ha invertido para su realización: la incapacidad para administrar adecuadamente.  Usualmente el dinero invertido es mucho más del necesario para la obra, si esta se hubiera realizado con mayor precisión y optimizado apropiadamente.

Por otro lado, podemos ver aspectos medioambientales. La situación de deforestación que llegado a afectar en cierta manera nuestro país, porque si bien a nivel mundial se ha contribuido a la destrucción de los ecosistemas, a nivel local la deforestación es lo que ha tenido mayores repercusiones que son visibles hoy en día. Solo basta con ver los repentinos cambios en el clima, donde por un lado puede existir un calor insoportable y, rápidamente, pasar a unas lluvias torrenciales. Aunque, en algunos lugares el problema es la falta de precipitación durante un largo periodo de tiempo, lo que daña cultivos y disminuye la producción de alimentos.

Asimismo, a diario vemos la mala cultura o la falta de valores que afecta a nuestra sociedad, como es la acumulación de basura en las aceras, calles y parques de nuestras ciudades. Es difícil no verse afectado por los problemas sociales que existen en nuestra sociedad, el ambiente de lucha y peleas unos con otros, sea por política, ideologías, crimen u otras razones. La falta de empatía y educación viene a ser el principal causante de la crisis social que afrontamos.

Todo esto lo tenemos a simple vista, pero el detalle está en decir que no hay problemas, sea por querer ignorarlos o porque decimos que otras cosas son más importantes. Claro, ojos que no ven, corazón que no siente; pero incluso con los problemas personales siempre hay repercusiones, no se diga con respecto a problemas que afectan a una gran cantidad de personas. El mayor problema de todos es no querer actuar, ya que si decimos no ver nada no es necesario hacer nada.

La acción ciudadana es esencial para corregir el rumbo del país, pero para empezar debemos cambiar la mentalidad y ver los problemas. Tampoco podemos decir que hay demasiados problemas y que no podemos hacer nada, si bien la situación en general es muy complicada no se necesita lidiar con todas las dificultades; con que ayudemos a cambiar aquellas que estén a nuestro alcance podemos generar un gran impacto positivo. En nuestras acciones recae el futuro que tendrá nuestro pequeño país, no podemos hacer nada con lo que se hizo y nos afecta ahora, pero sí con lo que hacemos que marcará nuestro futuro. Así como los vicios, que una vez se empiezan es difícil detenerlos, pues que las buenas acciones se conviertan en eso, en algo que no podamos parar de hacer, y que se vuelva una tendencia, pero que esta no termine como una simple moda.

“Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores”

Jean Jacques Rousseau

16 Oct 2018
Combinar la política y los desastres, no falla
Opinión | Por: Karen López

Combinar la política y los desastres, no falla

12 Oct 2018
Herencia de San Romero al país y para el mundo
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Herencia de San Romero al país y para el mundo

10 Oct 2018
Alfred Nobel
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Alfred Nobel

3 Oct 2018
¿Qué hacemos por los niños?
Opinión | Por: Erick Hernández

¿Qué hacemos por los niños?