Opinión

13 Ene 2017
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

Nuevos Acuerdos

A 25 años de los Acuerdos de Paz se vuelven necesarios unos Nuevos Acuerdos. Pueden celebrar lo que quieran, pues con las mismas prácticas corruptas, instituciones ineficientes y un pobre desarrollo humano, solo se quedará en una fiesta de viejos amigos políticos nada más. La historia podría repetirse porque vivimos del y como el pasado.

Cada 16 de Enero, desde hace 25 años, hemos celebrado la consolidación de la paz en El Salvador, acuerdo que cesó la guerra entre la guerrilla (FMLN) y las fuerzas militares del gobierno.

Lejos de toda esa pompa de cada año con los acuerdos porque hay que decir que hicieron algo grande; luego que dejaron más de 70 mil muertos y unos 10 mil desaparecidos, así como el gran retroceso en educación, infraestructura y tecnología que tuvimos. Hicieron lo más fácil, pero que a la vez lo más difícil del ser humano que es dialogar y aunque se tardaron, lo hicieron. El resultado de ello es que hoy la cúpula guerrillera está en los “palacios del gobierno”, desde hace casi 8 años, gracias a la “democracia” que solicitaron en aquel entonces.

Pues, si un gran ganador hubo en esos acuerdos fueron ellos, el FMLN. Los que se han mantenido y vivido de la política desde que, por decreto, se hicieron partido político. Los que se barajean entre posibles candidatos y que hoy se codean con otros “empresarios” del istmo, y hoy son grandes emprendedores; a pues esos, esos son los grandes ganadores… No aquellos por los que dizque lucharon.

Esos que “ganaron” son los que intentan alcanzar a la globalización regalando computadoras; son los que intentan dar una vejez digna con $50 al mes a los ancianos; y son los que intentan dar paz, y seguridad a través de incentivos a grupos delictivos como las pandillas… Son los que dicen ser el cambio, pero que son igual o peor que los que criticaban cuando eran “oposición”: cero austeridad, con privilegios y corrupción.

Si la verdadera causa de los guerrilleros, hoy vestidos de trajes algunos, era luchar por la desigualdad y para tener más derechos y libertades, ¿cómo es que la desigualdad se ha acrecentado y la clase media se ha empobrecido? Escasea el trabajo, las instituciones públicas siguen siendo ineficientes y su corrupción aumenta, y las libertades se han perdido a causa de la dependencia subsidiaria del gobierno, sumado a que vivimos en intranquilidad por la violencia pandilleril… entonces ¿qué fue lo que pasó?

Dudo mucho que la guerrilla solo buscara apoderarse del Estado y quitarle el mando a las elites económicas. Aunque, en el fondo, basados en la interpretación ortodoxa del comunismo, quizás solo buscaban lograr esa famosa “igualdad” o “justicia social” por medio de la fuerza bélica o esa “revolución del proletariado”… si esa fue la idea original, y hoy la travisten de socialismo, están totalmente desubicados. Hay mayor migración ilegal, nadie invierte en el país y las oportunidades sociales son limitadas.

Los que vivieron en niñez, adolescencia y juventud la guerra en los 80s, hasta hoy ya han hecho muchas cosas por subsistir; pero los que nacimos en los 90s, estamos buscando las oportunidades, construyendo una vida y empezamos a ser los creadores, y demandantes de un mejor país. Los acuerdos que hicieron ya no nos sirven, son necesarios unos nuevos acuerdos; unos que nos lleven al progreso individual y a la paz social. No acuerdos que firmen cese de más guerras y odios.

No es necesario que la historia se repita, no vuelvan al cerro, aunque les caería bien “por deporte” recordar su dizque verdadera lucha. “Dale poder a alguien, y verás cómo realmente es”, dicen.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio