Opinión

7 Nov 2017
Opinión | Por: Erick Hernández

Nosotros, robotizados

La ciencia ficción nos plantea un futuro lleno de máquinas que forman parte de todos los aspectos de la vida del ser humano. No estoy seguro de cuánto tiempo tomará llegar a dicha realidad y si será exactamente como muchos piensan, pero al menos algo tenemos en abundancia actualmente y son los robots, pero del tipo humano.

Los humanos actualmente parecen programados, quizás se deba a la forma de aprender que es solo seguir órdenes sin discutir, ni dar opinión. Esto nos hace actuar muy similar y si pensamos actuar de manera diferente lo hacemos dos veces, ya que no observamos a nadie más siendo distinto o innovador. No es por nada que en las grandes ciudades se puede ver patrones de personas caminando y conduciendo tan sincronizados, como si todos estuvieran hechos para hacerlo de esa manera y no, no es debido solo a los semáforos. Vivimos en un mundo rutinario que en algunos casos se vuelve demasiado frío y calculador, y hasta con el tiempo se siente que se vive una vida sin propósito y llena de aburrimiento por hacer lo mismo.

Además, podemos agregar el control que tiene la tecnología en nosotros y no al revés, como debería ser. Pasamos tan pendientes de nuestros teléfonos, computadoras, y tabletas que llegamos a olvidar por veces lo que sucede y de quienes están a nuestro alrededor. Llega un punto que nos sentimos tan “cómodos” o tranquilos haciendo lo mismo y sin pensar en hacer algo diferente, o crear algo nuevo. Es como si la sociedad humana perdiera su esencia, la capacidad para sentir y, sobre todo, crear y adaptarse al cambio.

Aunque es peor que existan algunos humanos robotizados que rompen las leyes de la robótica, establecidas por Asimov:

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

Hoy en día, podemos ver esta especie de humanoides dañando a otros, ya sea porque su sistema está corrupto o están dañados y por eso buscan hacerle algo peor a los demás. También, otros simplemente ven el daño que sufren las personas y se quedan sin actuar para ayudarlos, en pocas palabras los abandonan a su suerte.

  1. Un robot debe hacer o realizar las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.

Por más que exista un sistema de leyes que seguir para mantener una sociedad estable, unos deciden ir contra ella y romperla. Claro, ellos no aplican la libertad, que es bueno, sino el libertinaje y la barbarie. Mientras otros acatan ordenes por cuestiones de “patriotismo” u otra excusa que significa el daño a otras personas, que no han realizado nada para merecerlo.

  1. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.

Existen algunos casos en que los robots humanos tratan de asegurar su propio bienestar a costa del de los demás. Quizás no sea un daño tan directo, pero a la larga resulta perjudicial para las personas afectadas y su existencia.

A pesar que nuestra sociedad está dominada por humanos robotizados, y algunos de ellos incluso corruptos que rompen las leyes básicas de la robótica, aún existe una gran cantidad de humanos, apasionado por sentir de verdad y buscando cambiar; pero haciéndolo diferente para mejorar todo lo que se pueda de la sociedad. No solo necesitamos una revolución tecnológica, también una humana.

“El aspecto más triste de la vida actual es que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría.”Isaac Asimov

 

21 Nov 2017
1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios
Opinión | Por: Sara Larín

1+1 Iguales, Diferentes y Complementarios

20 Nov 2017
Juventud, divino futuro
Opinión | Por: Erick Hernández

Juventud, divino futuro

16 Nov 2017
Realidad salvadoreña rumbo al 2018
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Realidad salvadoreña rumbo al 2018

14 Nov 2017
Salvadoreñas increíbles
Opinión | Por: Caleb Padilla

Salvadoreñas increíbles