Opinión

1 Nov 2018
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

En los últimos días la migración ha sido un tema que ha estado bajo la mirada de todos, a pesar de que es un fenómeno que se da desde hace tiempo en la región centroamericana. Siendo esta situación nada más que ese deseo de aspirar a una vida mejor y encontrar oportunidades en otro país, ya que en la tierra natal no se da ninguna que solvente realmente los problemas que sufren muchos.

Los desplazamientos de personas es algo característico del ser humano, a lo largo de la historia siempre han existido migrantes. El detalle está en la razón que las personas tienen para tomar esta difícil decisión de dejar su tierra y emprender un camino del que no están seguros cómo va a terminar. En nuestro país y en los estados vecinos la principal razón de que en este momento se de este boom migratorio es el abandono que ha tenido la mayor parte de la población durante los últimos años. Somos un pueblo que ha sufrido mucho en general, que sigue sufriendo problemas que destrozan el tejido social y que hacen creer que todo seguirá empeorando, al no verse claro cómo se podría mejorar.

Por un lado, el aspecto político ha dejado mucho que desear, los casos de corrupción y la falta de comprensión de los problemas sociales ha ido disminuyendo la credibilidad en la democracia y en el sistema político como un medio que sirva para realizar cambios sociales verdaderos. Las personas, sobre todo aquellos que viven en situación de pobreza, están cansadas de que se les prometa tanto y se diga mucho cuento, porque ha sido tanto el tiempo que han esperado por que todo mejore que ya lo ven como una simple fantasía irrealizable, sobre todo de parte de aquellos que les han relatado el cuento durante todo este tiempo.

Por otro lado, el aspecto social ha contribuido a que los mismos problemas crezcan, la falta de empatía y la división estructural de la sociedad nos ha llevado a un punto en que no somos capaces de dialogar y buscar crecer en conjunto. Por más que se les eche la culpa a los políticos, ellos son solo una representación de la situación social, donde cada uno vela por sus intereses y deja de lado a los demás. Muchas de las personas que emigran han sido o se sienten abandonadas, excluidas y sin apoyo por parte de la sociedad.

En nuestro país existe gente luchadora, que trabaja arduamente día tras día por ganarse, aunque sea el pan de cada día. Existen personas que tienen una gran voluntad y luchan por un futuro mejor para sus hijos, pero sin apoyo las esperanzas de mucho poco a poco empiezan a apagarse. Existen barreras que impiden a muchos salir adelante: problemas de salud por no tener una atención adecuada, falta de educación por un sistema educativo en ruinas, falta de apoyo y confianza por una sociedad que solo genera odio y división, entre otras.

La vida no es fácil, pero en cada uno de nosotros recae buscar reducir o eliminar esas barreras sociales y culturales que impiden a otros crecer. Crear mayores y mejores oportunidades en El Salvador depende de todos, de nuestra forma de pensar y de nuestras acciones. Es obvio que no se pueden solventar los problemas que afectan a la mayor parte de la población de la noche a la mañana, pero es un tiempo crucial en el que se debe empezar a hacer algo que vaya mejorando poco a poco la situación en que vivimos.

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida

18 Oct 2018
Pequeñas acciones para grandes cambios
Opinión | Por: Erick Hernández

Pequeñas acciones para grandes cambios