Opinión

18 Feb 2016
Opinión | Por: Gracia González

Michelle Tejada, orgullo salvadoreño

El Salvador tiene grandes talentos que ofrecer, que pueden sobresalir a nivel internacional y que se encuentran ávidos de oportunidades, experiencias y crecimiento.

Fotografías por: Rodrigo López Castellanos

Así como en el ballet los bailarines encuentran a su partner ideal para ejecutar los bellos pas de deux, en la ópera los cantantes también buscan formar la dupla ideal para interpretar los duetos. Hay piezas románticas que son de las más conocidas; sin embargo, hay un gran número de duetos de otra naturaleza, para voces femeninas. Dicen que encontrar esa voz complementaria es algo muy difícil. Las voces deben tener un color parecido, esto es referente a la calidad y matiz del sonido: si es ligero, más fuerte, más pesado, dulce, etc.; deben poden ensamblarse armoniosamente y entre las personas también es bueno que exista cierta afinidad. Yo tuve la suerte, desde hace un par de años, de encontrar esa voz ideal, y desde ese momento no sólo cantamos juntas, sino que nos convertimos en grandes amigas.

Foto por Rodrigo Lopez Castellanos-Michelle Tejada

Michelle Tejada es una joven mezzo-soprano que llegó a Ópera de El Salvador (OPES) a través del programa de becas y búsqueda de jóvenes talentos. Mezzo-soprano es referente a la tesitura de la voz; este término es el que se usa para designar las voces femeninas que tienen un determinado rango vocal, por debajo del de la soprano, la voz femenina más aguda, y sobre la contralto, la voz femenina más grave. Desde su ingreso a OPES, Michelle ha demostrado sus aptitudes naturales para la música, su calidad artística y humana, su entrega, y su facilidad de aprendizaje. Ha participado en numerosos recitales y conciertos, así como en producciones completas de ópera desarrollando solos y papeles principales en La Flauta Mágica (Mozart), Carmen (Bizet), El Mozote (Herodier) y Cosí Fan Tutte (Mozart), en la cual tuvimos la dicha de interpretar a una pareja de hermanas.

Michelle es una gran persona, dentro y fuera del escenario. En sus clases es aplicada, comprometida, humilde, naturalmente talentosa, trabajadora y exigente consigo misma. Trabajar con ella en escena es realmente gratificante pues se siente el profesionalismo, el trabajo en equipo, y el deseo de aportar lo mejor de sí.

En Noviembre del año pasado, Michelle tuvo la oportunidad de representar a El Salvador en una competencia de canto lírico en la ciudad de Nueva York. No sólo sobresalió por su voz y presencia escénica, sino que se agenció el primer lugar de su categoría, siendo una extranjera en una competencia con cientos de estudiantes estadounidenses. Los comentarios de los jurados halagaban su voz, su técnica, su interpretación, y su estilo.

La experiencia de Michelle nos deja varias lecciones. La primera es que el trabajo duro, la entrega y los sacrificios que exige el arte, o cualquier cosa que nos apasione, tienen su recompensa. La segunda es que en nuestro país sí hay talento para las artes y éste debe ser debidamente alentado y educado. Lo tercero es que, a pesar de que las artes tienen mucho por crecer en nuestro país, sí es posible educarse, entrenarse para competir y triunfar a un nivel internacional.

Foto por Rodrigo Lopez Castellanos - Michelle Tejada 2

El Salvador tiene grandes talentos que ofrecer, que pueden sobresalir a nivel internacional y que se encuentran ávidos de oportunidades, experiencias y crecimiento. Lo importante es creer en esos talentos y que nuestro país pueda ofrecer las condiciones para que se desarrollen y aporten a nuestra cultura. Desafortunadamente, hasta la fecha esas oportunidades en El Salvador son mínimas y las pocas personas altruistas que se dedican a promover las artes parecen Quijotes, luchando por el sueño imposible.

La meta es que exista un mayor impulso hacia la cultura y las artes, que cada vez sean más los maestros, las escuelas, y las compañías en cada rama del arte para brindar la oportunidad a más jóvenes talentos de hacer aquello para lo que nacieron. Las artes tienen mucho que aportar a nuestro entorno, pero para ello debemos sembrarlas, cultivarlas y dejar que florezcan.

Dueto de las Flores – Gracia González y Michelle Tejada

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida