Opinión

3 Mar 2015
Opinión | Por: Carlos Segura

México lindo

Conozco a muchos mexicanos pero nunca había tenido la oportunidad de visitar su capital de esta manera. Los felicito, ¡sigan adelante!

Tuve la oportunidad de estar en México del 17 al 23 de febrero de 2015. Estuve en la Ciudad de México y Monterrey, ambas ciudades muy interesantes y llenas de historia. Esta vez quiero concentrarme en la capital, que me impresionó por su riqueza cultural e histórica. Ya había estado en el DF una vez hace 13 años, pero esta última vez descubrí la ciudad bajo una perspectiva diferente, ya que tuve la oportunidad de visitar varios lugares que reflejan esa riqueza de la que hablo. He aquí el relato.

Aterricé en el aeropuerto internacional de México DF el martes 17 de febrero. Tomé un taxi que me condujo a mi hospedaje. El viaje en taxi fue muy placentero, cómodo y efectivo, aunque el taxista se perdió unos 10 minutos al final del trayecto. La primera noche fue muy tranquila, comí algunos tacos y me fui a descansar, fatigado por el vuelo y para poder disfrutar del día siguiente que se anunciaba muy cargado.

El miércoles comenzó temprano. La primera parada fue el Museo Soumaya, de la Fundación Carlos Slim. El museo abrió sus puertas al público en 1994. Ellos se definen como “una institución cultural sin fines de lucro, que tiene por vocación coleccionar, investigar, conservar, difundir y exponer testimonios artísticos de México y Europa principalmente”. Es un lugar impresionante. He estado en varios museos europeos y norteamericanos y, honestamente, el Soumaya no tiene nada que envidiarles: seis pisos de arte de todo tipo, incluyendo una colección del artista francés Auguste Rodin (la segunda más grande del mundo fuera de Francia), así como obras emblemáticas del impresionismo francés. Sin olvidar el arte mexicano.

Después de eso me fui a Coyoacán, una de las 16 delegaciones del DF, que se caracteriza por su riqueza cultural. Coyoacán viene del náhuatl y se puede traducir como Lugar de los dueños de coyotes. Es uno de los barrios intelectuales y bohemios de la capital mexicana y alberga lugares históricos como el Museo de Frida Kahlo (o “Casa Azul”) y el museo de Diego Rivera. Tuve la oportunidad de visitar el primero, en el cual me deleité con los cuadros de Frida, sus camas, espejos, sillas de rueda, recortes de periódico sobre la Unión Soviética, Trotsky, entre otros. Quedé fascinado con esta visita.

Lastimosamente no pude visitar el Museo Anahuacalli, que alberga las colecciones personales de Diego Rivera, pero es un lugar muy recomendado en esa zona. En Coyoacán también estuve en la plaza central y en la bella catedral. Dio la casualidad que era miércoles de ceniza, el inicio de la cuaresma, por lo que observé la fuerte fe católica de los mexicanos que se acercaban masivamente a la iglesia para recibir la ceniza.

Hablando de fe, al día siguiente estuve en la Basílica de Guadalupe, un lugar impresionante con mucha historia. La tradición católica cuenta que la Virgen se le apareció a San Juan Diego en ese lugar y a partir de ahí comenzó la figura de la Virgen de Guadalupe, ahora fuerte símbolo de fe en México y toda América Latina. Es impresionante ver a peregrinos que vienen de todos los rincones, algunos entrando de rodillas para cumplir alguna promesa o pedir algún milagro.

Finalicé mi estadía el jueves con una visita del Centro Histórico de la Ciudad de México. Quedé impresionado. Caminamos del Palacio de Bellas Artes hasta el Zócalo, pasando por pequeñas calles llenas de negocios, galerías de arte, entre otros. Pudimos apreciar la hermosa Catedral, el Zócalo y las ruinas aztecas descubiertas hace algunos años. La ciudad fue fundada en 1325 como asentamiento sede del señorío azteca. Con la colonización española se convirtió en la sede del Virreinato de Nueva España, para pasar a ser, después de la Independencia, la capital de México. Algo que me impresionó mucho es que el gobierno de la ciudad ha creado la Autoridad del Centro Histórico, institución autónoma dedicada 100 por ciento a la recuperación del centro.

Conozco a muchos mexicanos pero nunca había tenido la oportunidad de visitar su capital de esta manera. Los felicito, ¡sigan adelante!

9 Nov 2018
La peor mentira política y económica
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

La peor mentira política y económica

1 Nov 2018
Migrantes, lamento de un pueblo que sufre
Opinión | Por: Erick Hernández

Migrantes, lamento de un pueblo que sufre

26 Oct 2018
Carta a los candidatos presidenciales
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Carta a los candidatos presidenciales

19 Oct 2018
“El Nayib”, un bote salvavida
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

“El Nayib”, un bote salvavida