Opinión

29 Dic 2014
Opinión | Por: Daniel Mejía

¿Mes de fiesta o consumismo?

Es imposible poder obviar o dejar de lado la transculturización, aceptar otras culturas y discriminar la nuestra abonando aún más a la falta de identidad de ella en la sociedad. Pero ¿será posible poder llevar un equilibrio de nuestra cultura y las culturas externas?

De por sí el salvadoreño, en su mayoría, tiende a ver de menos sus raíces, su folklor, sus tradiciones, y hoy más que nunca esto se vive con las nuevas generaciones. Un factor determinante es  la globalización, la cual permite el acceso a otras culturas de manera más fácil, creando nuevas perspectivas, y  de esta forma culturas externas que se  mezclan con la cultura propia de los salvadoreños.

Estamos en el mes de diciembre, qué mejor escenario para poder apreciar de manera breve cómo las fiestas de Navidad y fin de año no son las mismas de años atrás; y mucho menos las misma que celebraron nuestros abuelos o nuestros padres. Historias de celebraciones totalmente diferentes.

Recuerdo las celebraciones de fin de año cuando era niño y el reloj marcaba las cero horas, dándole la bienvenida a un año nuevo. Ese olor muy fuerte a pólvora que me causaba alergia, las calles se inundaban de papel, sobraban los abrazos, las palabras, la comida y sobre todo el ambiente era de fiesta por todo lo alto.

En la casa de mi abuelo, quien nos dejó el legado de una familia unida, existe una vista donde se puede apreciar el 80 por ciento de la ciudad de San Salvador. Es impresionante. Sobre todo, por las noches recuerdo que cada 31 de diciembre ese paisaje se llenaba de luces que iluminaban el cielo y con el pasar de los minutos era imposible poder observar algo debido a la gran cantidad de humo en el cielo.

Son recuerdos que hasta hoy en día, siguen siendo igual, solo que hoy ya son menos los papeles, son pocas las luces y hoy ya no se nubla el cielo.

¿Pero qué pasa con las nuevas generaciones? Quienes creen que Navidad y fin de año es un momento para consumir, gastar y derrochar el dinero en cosas no tan necesarias. ¿Dónde quedan esas tradiciones de ir a visitar a los amigos, familiares, la familia de la novia o el novio, ir a la iglesia a darle las gracias a Dios por otro año más, pasar un momento alegre y de fiesta con esos seres queridos? ¿En qué momento el consumismo pasó a ser parte esencial de las fiestas de fin de año?

Llegamos a la mejor época del año para la mayoría, pero también llegamos a la época en donde esos tamales, esos panes con chumpe o gallina, esas cenas donde se reúne toda la familia y luego se baila cumbia entre primos, tíos, amigos, se ven opacadas por los “¿qué regalos me darán?”; “¿qué regalo daré yo?”

Disfrutemos de estas fiestas. Celebremos a lo grande y si imitamos otras culturas o tradiciones imitemos las cosas buenas no las malas. Sé que somos más los que seguimos disfrutando nuestras tradiciones, los que le seguimos dando un valor más grande a lo afectivo, a lo sentimental que a lo material.

7 Dic 2018
InSight: Revelando el corazón de Marte
Opinión | Por: Verónica Ruiz

InSight: Revelando el corazón de Marte

7 Dic 2018
Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?
Opinión | Por: Caleb Padilla

Candidatos, ¿y las propuestas ambientales?

7 Dic 2018
Diciembre
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Diciembre

28 Nov 2018
Turismo accesible: beneficio para todo un territorio
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Turismo accesible: beneficio para todo un territorio