Opinión

8 May 2017
Opinión | Por: Karen López

Más emprendedores sociales para este país tan pobre de causas

Los emprendimientos sociales están haciendo una labor importante en nuestro país, porque están resolviendo problemas económicos, sociales, y culturales, capaces de generar un cambio y con la capacidad de multiplicar su impacto.

“Un dólar regalado tiene una vida más corta, sin embargo, un dólar invertido en una empresa social tiene una vida ilimitada”, John Maxwell.

Las grandes empresas no están pensando en un bien común, sólo siguen ganando y enriqueciéndose a través de nosotros, para ellos no hay causa, a ellos sólo les importa hacerse más ricos, más poderosos. Promovamos una cultura de hacer que las cosas buenas pasen, que como personas podamos hacer cambios significativos y al mismo tiempo ayudar a los demás a ser parte de estos cambios, y de sus beneficios.

El emprendedor con un enfoque social tiene como objetivo primordial resolver problemas que aquejan a la población, a través de la incidencia de proyectos que ejecuten soluciones innovadoras y viables para el sector más desprotegido. En un estudio realizado en El Salvador revela que el 31.2% de los salvadoreños son emprendedores por negocio y es casi nulo el porcentaje de emprendimientos sociales.

La solución de problemáticas sociales es un problema de todos, el desarrollo debe llegar a las comunidades y a la ciudad de la misma forma. Se puede ser un emprendedor social y al mismo tiempo ser sostenible. Creemos nuevas causas, apoyemos las existentes y promovamos este accionar para no perder su razón de ser.

De acuerdo al reporte de Success in a Changing World, presentado por Chivas Regal, éstas son las principales cualidades de un emprendedor social: son inconformistas, retan el estatus quo, son ingeniosos, tienen un verdadero propósito, están motivados y tienen una energía especial, se preocupan por todos los involucrados, son optimistas, y toman riesgos.

Si bien es cierto, los emprendedores no resolverán todos los problemas que como país se sufre, podemos curar a El Salvador enriqueciéndolo con causas que valgan la pena luchar. “La verdadera fuerza de un emprendedor social es la energía para mover el espíritu y la inercia de las comunidades”, sostiene Karla Sánchez, periodista de investigación.

11 Dic 2017
La cuota de género como grillete del avance
Opinión | Por: Juan Carlos Menjívar

La cuota de género como grillete del avance

11 Dic 2017
Consumir llena la cuenta bancaria de ricos y nos hace más pobres
Opinión | Por: Karen López

Consumir llena la cuenta bancaria de ricos y nos hace más pobres

5 Dic 2017
Educar para crecer, no solo sobrevivir
Opinión | Por: Erick Hernández

Educar para crecer, no solo sobrevivir

4 Dic 2017
Las cicatrices de la Democracia
Opinión | Por: Fernando Colocho

Las cicatrices de la Democracia